Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El Consejo Soberano de Sudán nombra a la presidenta del Tribunal Supremo y al fiscal general

Los profesionales de la aviación sudanesa ondean banderas nacionales mientras se manifiestan en apoyo del gobierno civil en el aeropuerto de Jartum, en la capital, el 27 de mayo de 2019 [Ebrahim Hamid / AFP / Getty]

El Consejo Soberano de Transición de Sudán decidió el jueves nombrar a la jueza Nemat Abdallah Mohamed Khair como presidenta del Tribunal Supremo y Taj Alserali Al-Hibr Ali como fiscal general.

El portavoz del Consejo, Mohamed Al-Faki Suleiman, dijo que la decisión se tomó en virtud de las convenciones constitucionales.

Hizo hincapié en que después de asumir el cargo, la presidenta del Tribunal Supremo y el fiscal general comenzarían a reunir a los consejos pertinentes para ejercer sus funciones en la selección del Consejo Judicial en el próximo período siguiendo un calendario específico.

Suleiman señaló en un comunicado que los dos funcionarios comenzarán a llevar a cabo sus tareas para enfrentar la corrupción y otros asuntos, informó la agencia de noticias sudanesa SUNA.

Nemat ha ascendido gradualmente en el curso del poder judicial. Trabajó en el Tribunal de Apelaciones y en el Tribunal de Primera Instancia, y luego se convirtió en jueza del Tribunal Supremo. Es una de las fundadoras del Club de Jueces de Sudán.

Leer: Sudán recibe 1.500 millones de dólares de Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos

También participó en sentadas judiciales, manifestaciones y huelgas. Además, organizó vigilias y dirigió las marchas de los jueces en la revolución de diciembre.

El documento constitucional permite al Consejo Soberano de Sudán nombrar al presidente del Tribunal Supremo y al fiscal general. Sin embargo, el documento especificaba que el presidente del Tribunal Supremo debería ser nombrado por el Consejo Judicial Supremo, que aún no se había formado, y que el fiscal general debería ser nombrado por el Consejo General del Poder Judicial, que tampoco se había formado.

El 12 de septiembre, comenzó una “marcha de un millón de personas” en la capital sudanesa, Jartum, para entregar un memorándum al palacio presidencial, la sede del Consejo Soberano. Esta medida es parte de un calendario de escalada llamado “lograr los objetivos de la revolución”, para exigir el nombramiento del presidente del Tribunal Supremo y del fiscal general.

Sudán comenzó el 21 de agosto un período de transición de 39 meses, que terminaría con la celebración de elecciones.

Categorías
ÁfricaNoticiasSudán
Recordando La Masacre De Rabaa

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines