Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Erdogan de Turquía discute la “zona segura” de Siria con Trump, la Casa Blanca dice que Estados Unidos no se involucrará

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, pronunciando un discurso durante la apertura de la tercera sesión legislativa del 27° período del parlamento turco, el 1 de octubre de 2019, en la Gran Asamblea Nacional de Turquía (TBMM) en Ankara, Turquía.

El presidente turco, Tayyip Erdogan, y el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, analizaron los planes de Turquía para establecer una “zona segura” al este del río Éufrates en Siria en una llamada telefónica el domingo, pero la Casa Blanca dijo que las fuerzas estadounidenses no estarían involucradas, según informa Reuters.

La presidencia turca dijo tras la llamada que Erdogan y Trump habían acordado reunirse en Washington el mes siguiente, después de una invitación del presidente de Estados Unidos.

La llamada llegó un día después de que Erdogan dijese que una incursión militar en el noreste de Siria era inminente, después de que Ankara acusase a Washington de estancar los esfuerzos para establecer una “zona segura” allí en conjunto.

Durante la llamada telefónica, Erdogan expresó su frustración por el fracaso de los funcionarios militares y de seguridad de Estados Unidos para implementar el acuerdo entre los dos países, dijo la presidencia turca.

Erdogan también reiteró la necesidad de una zona segura para eliminar las amenazas de la milicia siria kurda YPG, que Ankara considera una organización terrorista, y para crear las condiciones necesarias para el regreso de los refugiados sirios, dijo.

“Turquía pronto avanzará con su operación, planificada desde hace mucho, en el norte de Siria”, dijo el secretario de prensa de la Casa Blanca en un comunicado.

Leer: Turkey, US forces conduct third joint patrol in Syria safe zone

“Las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos no apoyarán ni participarán en la operación, y las fuerzas de los Estados Unidos, después de haber derrotado al “Califato” territorial de Daesh, ya no estarán en el área inmediata”, agregó.

Las declaraciones de la Casa Blanca también dijeron que “Turquía ahora será responsable de todos los combatientes de ISIS [Daesh] en el área capturada en los últimos dos años”, ya que Francia, Alemania y otras naciones europeas de las que vinieron rechazaron las solicitudes de Estados Unidos de llevarlos de vuelta.

Los aliados de la OTAN acordaron en agosto establecer una zona en el noreste de Siria a lo largo de la frontera con Turquía. Ankara dice que la zona debería limpiarse de las YPG.

Turquía dice que quiere asentar hasta 2 millones de refugiados sirios en la zona. Actualmente alberga 3,6 millones de sirios que se refugian del conflicto de más de ocho años de Siria.

Turquía dice que Estados Unidos, que apoya a las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), una fuerza liderada por las YPG que derrotó a los combatientes del Estado Islámico en Siria, se está moviendo demasiado lento para establecer la zona. Ha advertido reiteradamente en contra de lanzar una ofensiva en el noreste de Siria, donde las fuerzas estadounidenses están estacionadas junto a las FDS.

Los dos países también están en desacuerdo sobre cómo de lejos debe extenderse la zona a Siria y quién debe controlarla. Turquía dice que debe tener 30 km (19 millas) de profundidad.

Los lazos entre los aliados también se han visto presionados por la compra de misiles de defensa rusos S-400 por parte de Turquía y el juicio de los empleados del consulado local de Estados Unidos en Turquía.

Categorías
Asia y AméricaEuropa y RusiaNoticiasOriente MedioSiriaTurquíaUS

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba