Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Emiratos Árabes Unidos dice que los ataques “sofisticados” a los petroleros probablemente son obra de un agente estatal

El estrecho de Ormuz, entre Irán, Omán y los Emiratos Árabes Unidos [Flickr: eutrofización e hipoxia]

Los Emiratos Árabes Unidos dijeron a los miembros del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas el jueves que los ataques contra cuatro petroleros frente a su costa el 12 de mayo tenían el sello distintivo de una “operación sofisticada y coordinada”, muy probablemente por parte de un agente estatal, informa Reuters.

En un documento sobre la sesión informativa para los miembros del Consejo de Seguridad, los Emiratos Árabes Unidos, acompañados por Noruega y Arabia Saudí, no dijeron quién creían que estaba detrás de los ataques y no mencionaron a Irán, a quien Estados Unidos ha acusado de ser directamente responsable.

Según los hallazgos preliminares de la investigación conjunta de los países, los ataques requirieron la navegación experta de botes rápidos y buzos entrenados que probablemente colocaron minas lapa con un alto grado de precisión en los barcos que se encuentran bajo la línea de flotación para incapacitarlos pero no para hundirlos.

“Mientras las investigaciones continúan, estos hechos son claros indicios de que los cuatro ataques fueron parte de una operación sofisticada y coordinada llevada a cabo por un agente con una capacidad operativa considerable, muy probablemente un agente estatal”, dijeron los tres países en el documento.

Creen que fue el trabajo de varios equipos de agentes, que coordinaron la detonación cronometrada de las cuatro cargas explosivas en menos de una hora.

Los ataques del 12 de mayo fueron dirigidos contra dos petroleros saudíes, un buque emiratí y un petrolero noruego, que no causaron víctimas, pero alimentaron las tensiones entre Estados Unidos e Irán durante semanas de intensa retórica.

El asesor de seguridad nacional de Estados Unidos, John Bolton, dijo el 29 de mayo que los ataques fueron obra de “minas navales casi sin duda desde Irán”. Teherán negó las acusaciones.

Unos días antes en mayo, en el Pentágono, el contraalmirante estadounidense Michael Gilday acusó al Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica (IRGC) de Irán de ser el responsable directo de los ataques.

Si bien el informe no mencionó a Irán, un diplomático saudí en Nueva York culpó directamente al país.

“Creemos que la responsabilidad de esta acción recae sobre los hombros de Irán. No dudamos en hacer esta declaración”, dijo el embajador saudí ante las Naciones Unidas, Abdallah Y. Al-Mouallimi.

Leer: Saudi-led coalition says it evacuated crew member of Iranian ship

La administración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ante la preocupación de un posible ataque de Irán a los intereses de Estados Unidos, ha desplegado 1.500 soldados más en Oriente Medio, ha acelerado el movimiento de un grupo de ataque de portaaviones a la región y ha enviado más bombarderos y misiles Patriot.

Los ataques a los petroleros ocurrieron frente al emirato de Fujairah de los Emiratos Árabes Unidos, que se encuentra justo a las afueras del Estrecho de Ormuz, una ruta mundial de transporte de petróleo y gas que separa a los países árabes del Golfo -aliados de los Estados Unidos- e Irán.

Los tres países dijeron que los ataques ponían en peligro la navegación comercial y la seguridad de los suministros energéticos mundiales. Planeaban compartir los resultados de su investigación con la Organización Marítima Internacional con sede en Londres.

En las semanas previas a los ataques, la administración Trump endureció su política contra Irán al reimponer completamente las sanciones a las exportaciones petroleras iraníes y al designar a la Guardia Revolucionaria de Irán como una organización terrorista extranjera.

Trump reiteró esta semana que quiere reunirse con los líderes de Irán para negociar un nuevo acuerdo, un año después de que Washington se retirase de un acuerdo entre Irán y las potencias mundiales para frenar el programa nuclear de Teherán a cambio de levantar las sanciones internacionales.

El líder supremo iraní, el ayatolá Ali Khamenei, dijo el martes que Teherán no sería “engañado” por la oferta de Trump.

Categorías
Arabia SauditaEmiratos Árabes UnidosEuropa y RusiaIránNoruegaNoticiasOriente Medio

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba