Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Informe: Mujeres refugiadas palestinas son violadas reiteradamente en prisiones de Siria

Las familias de prisioneras palestinas en cárceles sirias han dicho que sus hijas fueron violadas repetidamente y torturadas brutalmente, pero que su situación se está ignorando.

Según el Grupo de Trabajo para los Palestinos en Siria, las familias enviaron un mensaje a los organismos internacionales y grupos de derechos que criticaban la negligencia en torno al tema, informó Shehab ayer.

El Grupo de Trabajo, que recibió una copia del mensaje, dijo que las familias pidieron a los organismos internacionales y grupos de derechos que trabajen para detener la tortura y las infracciones causadas a sus hijas en las prisiones de los servicios de inteligencia sirios, así como hacer todo lo posible para liberarlas.

Las ex prisioneras dijeron que fueron sometidas a “toda forma de tortura dentro de las cárceles sirias, incluida la electrocución, el ahorcamiento, los golpes con varas de hierro y los látigos, además de ser violadas repetidamente por sus carceleros”.

Leer: UK rally to demand freedom for jailed Syrian women

Las fuentes han documentado a 1.730 refugiados palestinos dentro de las cárceles sirias, incluidas 110 mujeres, que afirman que no tienen ninguna información sobre su situación.

Según el Grupo de Trabajo, el número de detenidos palestinos dentro de las cárceles sirias es mayor que esta cifra, señalando que algunas familias de presos temen revelar que sus hijos están encarcelados o dar detalles sobre su paradero.

Mientras tanto, el Grupo de Trabajo ha documentado la muerte de varias refugiadas palestinas que fallecieron después de ser torturadas, señalando que el número total de refugiados palestinos que fueron torturados hasta la muerte es de 478.

Leer: 317 Palestinian refugees lost in Syria, rights group says

Categorías
NoticiasOriente MedioPalestinaSiria

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba