Espanol / English

Oriente Medio cerca de usted

Hamas, Moscú y las implicaciones de la visita de Haniyeh

El líder del ala política de Hamás Ismail Haniyeh [Mohammed Asad/Middle East Monitor]

El Ministerio de Exteriores ruso ha rechazado las objeciones de su homólogo israelí respecto a la próxima visita a Moscú del líder del buró político de Hamas. Según la cadena israelí Channel 10, los rusos respondieron a las protestas de Israel sobre la visita de Ismail Haniyeh señalando que el propio gobierno de Benjamin Netanyahu está involucrado en conversaciones con Hamas con el fin de acabar con el asedio en Gaza y acordar una tregua.

Rusia fue uno de los países, incluyendo también a China, que votó en contra del reciente borrador de una resolución de la ONU en la Asamblea General que designaba como “terroristas” a Hamas y a otros grupos de la resistencia palestina. La resolución no alcanzó la mayoría de dos tercios necesaria para su adopción.

Por lo tanto, es razonable sugerir que Hamas está establecido y reconocido como una realidad política y legal que no puede ser pasada por alto. Recordemos que Hamas ya ha recibido antes a cargos de Hamas, aunque este es el primero de este tipo en términos de nivel de representación y de las implicaciones de la visita de un icono político de la resistencia tan poco tiempo después de esa votación en la ONU. Esto refleja el deseo de Moscú de acabar con el monopolio de Estados Unidos en la participación en el tema de Palestina.

LEER MÁS: Rusia construirá un astillero en Tartús, Siria

De hecho, el enfoque político de Rusia hacia el tema palestino no se limita a lidiar con Hamas; ha intentado participar en la creación de un acuerdo de reconciliación entre Hamas y Fatah. También está tratando de tener un papel importante en la Cisjordania ocupada por Israel, discutiendo el futuro de la Autoridad Palestina en Ramalá; hace alrededor de una semana, Moscú recibió al ex oficial de Fatah Mohammed Dahlan y le dio un espacio y una oportunidad para señalar su postura ante los medios de comunicación.

Además, se ha filtrado que existen planes para realizar una reunión en Moscú entre Dahlan y la ministra de Cultura israelí, Miri Regev, para hablar sobre el futuro de la AP. Este es un tema que la ministra no ha sacado demasiado por miedo a enfadar a Washington, aunque es improbable que el gobierno estadounidense no sepa nada de la reunión propuesta y de su propósito. Cabe recordar que Regev coincidió con Dahlan en Emiratos Árabes Unidos durante su visita a Abu Dhabi como líder de una delegación israelí que participaba en un campeonato de judo.

La decisión de Rusia de celebrar una reunión entre Dahlan y Regev es simbólica y provocará a Washington, que cree que aún cuenta con el monopolio del tema palestino. La administración de Trump pretende coronar esto con su “acuerdo del siglo”.

LEER MÁS: Rusia, Irán y Turquía acuerdan un nuevo órgano constitucional para Siria, pero no su composición

La visita de Haniyeh a Moscú es un avance importante para los rusos y para Hamas. Ahora el movimiento debe ser considerado un importante actor político, un estatus adquirido a través de su historial político y de resistencia, así como por el cambio del entorno regional e internacional.

Hamas está dispuesto a establecer su presencia política, y quiere enviar un mensaje claro, no sólo a Israel, sino a todos los países del mundo árabe involucrados en la normalización con el Estado sionista. Mientras tanto, Moscú está interesado domesticar a Israel y enviar su propio mensaje a Estados Unidos, y esto ha proporcionado un espacio para maniobras políticas más amplias por parte de Hamas y los demás grupos de resistencia.

Claramente, Moscú está logrando un avance regional tras otro: hace poco, un avión militar ruso llevó al presidente sudanés, Omar Al-Bashir, hasta Damasco; está apoyando, aunque de forma indirecta, a la operación turca en el este del Éufrates; y ahora la visita del líder de Hamas Ismail Haniyeh. El gobierno de Vladimir Putin está haciendo saber a Washington que es capaz de extender su participación política en Oriente Medio. Esto probablemente hará que Estados Unidos tome medidas similares que, seguramente, abrirán la puerta a unas mayores transformaciones en la región, así como en la política interior estadounidense.

 

Este artículo fue publicado en árabe en Arabi21 el 20 de diciembre de 2018.

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen a su autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
Artículos de OpiniónEuropa y RusiaIsraelOriente MedioRegiónReportajes y AnálisisRusia