Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Israel: La fiscalía recomienda imputar a Netanyahu en dos casos de soborno

El primer ministro israelí Benyamín Netanyahu con su esposa Sara Netanyahu, toma la palabra en una exhibición celebrada en la sede de Naciones Unidas en marzo de 2018 [UN Photo/Eskinder Debebe/Handout - Anadolu Agency].

La Fiscalía israelí ha completado su investigación sobre los tres casos abiertos contra el primer ministro israelí Benyamín Netanyahu y ha propuesto que se le impute en dos casos de soborno, según anunció ayer el fiscal Shai Nitzan.

En una rueda de prensa celebrada en Jerusalén, Nitzan reveló que las investigaciones preliminares sobre el caso de corrupción conocido como “Caso 4000” demuestran que constituye “un claro caso de soborno”. El “Caso 1000” y el “Caso 2000”, por el contrario, entran dentro de la categoría de “soborno ligero”.

De acuerdo con Nitzan, el fiscal general del Estado ha de debatir ahora “las complejas cuestiones éticas y legales que plantean estos casos en base a las opiniones que escuchará a la hora de tomar una decisión”. La opinión redactada por la oficina del fiscal que ha investigado el caso ocupa más de 800 páginas.

Leer más:Netanyahu: “ningún colono será desalojado mientras yo sea primer ministro”

“Hemos hecho y seguiremos haciendo cualquier esfuerzo para terminar nuestra labor lo antes posible,” aseveró Nitzan. “Cuando terminen las discusiones, las recomendaciones del fiscal general del Estado serán publicadas junto con mis propias recomendaciones,” señaló.

El fiscal advirtió de que el gobierno podría tomar medidas para anular los hallazgos de los dictámenes judiciales, pero que esto supondría “abolir la democracia y el estado de derecho”.

En la actualidad, Netanyahu se encuentra implicado en cuatro escándalos políticos. El “Caso 1000” se refiere a las alegaciones de que el primer ministro y su esposa aceptaron regalos irregulares de manos de empresarios. El “Caso 2000” guarda relación con la presunta compra por parte de Netanyahu de cobertura favorable en ciertos medios de comunicación. El “Caso 3000” es conocido también como el “escándalo de los submarinos” y el “Caso 4000” acusa a una persona de confianza de Netanyahu de haber proporcionado información confidencial a la empresa de telecomunicaciones más grande del país.

La esposa del primer ministro, Sara Netanyahu, también está acusada de haber utilizado fondos públicos para gastos de carácter privado en la residencia del primer ministro.

Leer más: Israel: la policía recomienda inculpar a Netanyahu por corrupción

Categorías
IsraelNoticiasOriente MedioRegión

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba