Espanol / English

Oriente Medio cerca de usted

Ghannouchi: “Todo el mundo debería participar en la reforma de Túnez”

El líder del movimiento Nahda de Túnez, Sheij Rachid Ghannouchi [Foto de archivo]

A pesar de la reciente crisis política en Túnez, el movimiento Ennahda ha celebrado recientemente un enorme mítin con el presidente del partido, Rached Ghannouchi, en la ciudad de Ariana.

Ghannouchi viajó a Italia hace unos días, dejando tras de sí la polémica y las acusaciones, por parte del Comité de Defensa de los Mártires Chokri Belaid y Mohamed Brahmi, de haber formado una organización secreta. Regresó tras participar en una conferencia organizada por el Centro de Diálogo Mediterráneo y se encontró con que la presidencia de la República se había implicado en el debate, transfiriendo el archivo al Consejo Nacional de Seguridad.

Ante esta situación, el líder del movimiento Ennahda reiteró su compromiso con el diálogo como instrumento para resolver diferencias. Mencionó que el país necesita a todos los tunecinos sin excepción, incluidos los miembros del Frente Popular, algunos de los cuales piden la exclusión de Ennahda de la escena política. Ghannouchi subrayó que son los barrios populares y los grupos marginalizados los forman la fortaleza de Ennahda y su sólida base popular.

Leer más: Túnez: Los profesores de instituto boicotean los exámenes en una escalada de tensiones con el gobierno

Ghannouchi hizo hincapié en que Túnez se enfrenta a una situación difícil, en la que es imprescindible que todo el mundo participe en el proceso de reforma. Explicó también que las recientes acusaciones de haber formado una organización secreta no son nuevas, recordando la fecha de la “acusación”, cuando el anterior régimen perseguía a todos sus oponentes, confinados a la clandestinidad.

El líder de Ennahda hizo referencia a los juicios a los que fue sometido su partido dada la negativa del régimen a permitir su establecimento legal; algunos de estos procesos se centraron en los cargos de “formar una organización secreta”. En este contexto, señaló: “nos acusaron de ser una organización secreta, y nuestra respuesta fue ‘acéptela y permítanos luchar por nuestra patria en el marco de la democracia y del imperio de la ley’, pero nos contestaron con detenciones y destruyendo nuestro movimiento. Nos declararon una guerra total que sólo terminó con el inicio de la revolución”.

Ghannouchi acusó a los mismos organismos de entonces de haber lanzado estas campañas, siguiendo aún la misma estrategia; una prueba de su negativa a aceptar una competición política con el movimiento y de su incapacidad de vencer en ella. De este modo, pretenden que se trata de una organización secreta a pesar de que nunca se hayan incautado armas o explosivos.

Leer más: Túnez: Chahed rompe lazos con Essebsi para lanzar un nuevo proyecto político

El líder de Ennahda se dirigió directamente a los tunecinos: “El movimiento no contiene un mensaje de amenaza para nadie. Por el contrario, si Ennahda está en la primera línea y demuestra esto repetidamente, nadie que sea sabio puede intentar destruirnos o representarnos como el coco y acusarnos de cualquier cosa”. “Ennahda es firme y consistente, y según aumenten las campañas de manipulación, Ennahda será aún más fuerte por su unidad y su capacidad de actuación,” concluyó.

 

Categorías
ÁfricaNoticiasRegiónTúnez