Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Presos sirios inician una huelga de hambre contra la pena de muerte

Los detenidos en la prisión siria de Hama están en huelga de hambre en protesta por las condenas a muerte entregadas a presos políticos
Celdas de una prisión [Imagen de archivo].

Decenas de detenidos recluidos en la prisión de Hama, ciudad situada en el centro de Siria, iniciaron ayer su noveno día consecutivo de huelga de hambre. Esta protesta comenzó la semana pasada, en oposición a las sentencias de muerte dictadas contra 11 presos políticos.

Algunos de los detenidos en esta prisión de Hama, que han conseguido hablar con la prensa por teléfono móvil, han explicado que la huelga de hambre comenzó el 12 de noviembre, después de que varias personas fueran condenadas a muerte por su papel en las protestas antigubernamentales en 2011.

“Hemos comenzado esta huelga de hambre para protestar, primero, contra las sentencias de muerte dictadas contra 11 reclusos y, segundo, contra la decisión de transferirlos a Sidnayya”, explicó un preso. La prisión de Sidnayya, situada cerca de Damasco, ha sido descrita por Amnistía Internacional como un “matadero humano”.

Leer más: La ONU advierte sobre la posibilidad de que se extienda un ‘sufrimiento humano sin precedentes’ en Siria

Los presos que participan en la protesta exigen que estas sentencias sean anuladas y que otros presos de Hama, cuyos casos aún están pendientes de sentencia, no sean enviados al corredor de la muerte.

Las familias de muchos de los detenidos protestaron la semana pasada delante de la famosa prisión de Sidnayya para exigir la absolución de sus allegados y la anulación de las condenas a muerte. Algunos de los familiares están secundando también la huelga de hambre en solidaridad con los presos.

“Las autoridades sirias mantienen a aproximadamente 1.000 personas en la prisión de Hama. Entre ellas se incluyen muchos presos de conciencia y muchos individuos detenidos cuando comenzaron las protestas antigubernamentales en la primavera de 2011,” tuiteó el Centro Sirio para los Medios de Comunicación y la Libertad de Expresión.

Leer más: La oposición siria debate con De Mistura la transición política en Siria

En 2016, en el curso de un motín, los presos de Hama tomaron como rehenes al director de la prisión y al jefe de la policía. Estos fueron puestos en libertad durante unas negociaciones que lograron que a muchos de los presos se les conmutaran las sentencias.

Desde aquel incidente, la población reclusa ha conservado en esta cárcel cierto grado de libertad. De esta manera, los reclusos tienen acceso a teléfonos móviles, lo que ha ayudado a llamar la atención sobre su caso.

En todo caso, el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, una organización con sede en Londres y de signo opositor, explicó ayer que después de que los presos hablaran con los medios de comunicación, las autoridades de la prisión les cortaron internet y confiscaron sus teléfonos móviles. Esto ha generado un aumento de la preocupación por su seguridad.

La organización humanitaria Human Rights Watch ha condenado la aplicación de la pena capital y ha llamado a que se cumplan las exigencias de los huelguistas: “La huelga de hambre que mantienen los detenidos es un claro recordatorio del carácter defectuoso de los procesos judiciales en Siria”, explicó ayer esta organización.

Leer más: Según fuentes de las fuerzas de seguridad en Siria han muerto 60.000 personas en las prisiones

El Comité de Abogados Sirios Libres ha llamado también a la comunidad internacional a intervenir de inmediato para salvar a las decenas de miles de detenidos en las cárceles de Bashar al-Assad, particularmente a estos presos de la prisión de Hama que se encuentran en huelga de hambre.

Se calcula que más de 100.000 personas han sido asesinadas o han muerto como consecuencia de la tortura en las prisiones del régimen sirio. Sólo en la prisión de Sidnayya, el número de muertos se calcula en unos 30.000.

Muchos ex presos han testificado sobre las duras condiciones de su encarcelamiento, y docenas han narrado las terribles torturas sufridas en las “mazmorras” del régimen. Miles de fotografías, de pruebas, y de testimonios sobre estos crímenes han sido recopilados y contrabandeados fuera de Siria y se conservan en cajas de seguridad.

Leer más: Informe de la ONU: Récord trágico del número de desplazados internos en Siria

Categorías
Amnistía InternacionalCruz RojaHRWNoticiasOrganizaciones InternacionalesOriente MedioSiria
Recordando La Masacre De Rabaa

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines