Espanol / English

Oriente Medio cerca de usted

Musulmanes recaudan más de 65.000 dólares para las víctimas del atentado contra la sinagoga de Pittsburgh

La sinagoga Tree of Life en Pittsburgh [Twitter].

Las investigaciones sobre el atentado de Pittsburgh han revelado que la organización judía que se convirtió en su blanco había hecho campaña a favor de que se permitiese a refugiados de Oriente Medio la entrada a EE.UU.

El pasado sábado, un individuo de extrema derecha conocido como Robert D. Bowers, de 46 años, mató a tiros a 11 personas que asistían a la ceremonia del sabbath en la sinagoga Tree of Life. Se trata probablemente del peor atentado antisemita en la historia reciente de EE.UU. Según el perfil del asesino reconstruido por los investigadores, Bowers publicaba con frecuencia teorías de la conspiración antisemitas en una red social extremista, y acusaba a los judíos de tratar de introducir en EE.UU. a musulmanes “malvados”.

Según sus cuentas en redes sociales, Bowers creía que los estadounidenses y la “civilización occidental” están encaminados “a la extinción” por culpa de judíos y musulmanes. “¡Abrid los ojos! Son los sucios y malvados judíos los que están trayendo al país a sucios y malvados musulmanes!” decía uno de sus posts.

Leer más (Opinión): El extraño romance entre los neonazis y el sionismo

Una organización judía fundada a finales del s. XIX se convirtió en el blanco de su odio. Conocida como Sociedad de Ayuda Inmigrante Hebrea (HIAS), la organización que durante la mayor parte de su existencia proporcionaba ayuda a refugiados judíos pasó en los últimos cinco años a apoyar a todos los refugiados sin distinción, y en particular a los musulmanes procedentes de Oriente Medio.

HIAS se ha convertido en una de las nueve organizaciones subcontratadas por el Departamento de Estado para ayudar a los refugiados a aclimatarse a los EE.UU. Los miembros de HIAS esperan a los refugiados en el aeropuerto, les llevan al que será su hogar y les guían a través de procesos burocráticos como la obtención de un número de la Seguridad Social.

La organización también hace campaña contra la demonización de los refugiados, que según afirman se ha visto normalizada bajo la presidencia de Donald Trump. Por otro lado, HIAS formó parte de la acusación en los procesos federales abiertos contra la prohibición de entrada en el país a personas procedentes de varios países de Oriente Medio.

El atentado contra la comunidad judía ha sido recibido con incredulidad y con indignación ante la manera en la que Trump ha alentado a la extrema derecha. Tampoco han faltado las reacciones solidarias, y varias organizaciones musulmanas se han puesto en marcha para apoyar a las víctimas de la sinagoga de Pittsburgh. Una campaña de crowdfunding lanzada por dos organizaciones musulmanas ha recaudado más de 40.000 dólares para las víctimas del tiroteo. Otra campaña promovida por LaunchGood, una página de crowdfunding  dirigida a musulmanes, también habría alcanzado su objetivo de 25.000 dólares en tan sólo unas pocas horas, y continúa aún recogiendo donaciones.

Leer más (Opinión): Enemigo común: Por qué Israel se acerca al fascismo de Europa

Categorías
Asia y AméricaEEUUNoticiasRegión