Espanol / English

Oriente Medio cerca de usted

Ennahda condena el atentado en Túnez

Bandera del partido tunecino Ennahda [Foto de Archivo]

Ennahda, uno de los partidos que forman el gobierno de coalición tunecino, ha condenado el atentado que se produjo en la avenida Habib Bourguiba este lunes y que hirió a 15 personas, entre ellas 10 oficiales de policía.

“Tras este acto criminal, y aguardando a que el Ministerio del Interior exponga completamente las circunstancias del hecho, Ennahda condena este cobarde atentado contra nuestras fuerzas de seguridad dirigido contra la Avenida Habib Bourguiba y que representa al pueblo tunecino, como símbolo de los valores de la libertad y la democracia y como espacio público para el ocio y el disfrute”, según exponía un comunicado firmado por el partido y anunciado por su líder, Rachid Al-Ghannouchi.

Se cree que la autora es una mujer de 30 años que responde al nombre de Mouna, que no tenía ningún entrenamiento militar. El ataque es el primero que ocurre en tres años.

“La mujer abandonó la ciudad hace tres días y le dijo a su familia que iba a la capital en busca de trabajo”, afirmó Walid Hkima, un funcionario del ministerio de interior. Mouna era graduada en inglés y procedía de la provincia costera de Mahdia, añadió.

LEER MÁS: Túnez prolonga el Estado de Excepción

Cientos de policías acordonaron la zona cerca del histórico Teatro Municipal y la Embajada Francesa, mientras las ambulancias evacuaban a los heridos.

El comunicado llamaba a los tunecinos a “ sostener y reforzar la unidad nacional y a permanecer junto a las instituciones y las fuerzas de seguridad para que continúen sus esfuerzos por construir un Túnez pacífico y democrático”.

La seguridad ha mejorado desde que las autoridades impusieron el estado de emergencia en noviembre de 2015 tras atentados contra turistas que hicieron huir a las agencias de viajes y a los inversores, empeorando una crisis económica debida a un déficit crónico.

Ese año, varios atentados se llevaron la vida de docenas de personas. En junio de 2015, 38 personas murieron en un tiroteo producido en un complejo vacacional en la costa de Sousse, un mes después otro atentado en el Museo Nacional de Bardo en Túnez, provocó 22 muertes.

“Pensábamos que teníamos que acabar con el terrorismo pero esperamos que no sea el terrorismo el que acabe con nosotros, especialmente por el mal ambiente político que se vive en Túnez a día de hoy”, expresó el presidente Beji Caid Essebsi este lunes.

LEER MÁS: Essebsi declara el fin del pacto de gobierno con Ennahda

Categorías
ÁfricaNoticiasRegiónTúnez