Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Activistas palestinos levantan otro pueblo frente a Khan al-Akhmar

El primer ministro palestino, Rami Hamdallah (3er D), visita la escuela primaria de Khan al-Ahmar, que se enfrenta a la demolición israelí con el argumento de que no tiene la licencia pertinente, en Jerusalén el 02 de marzo de 2017. (Issam Rimawi - Agencia Anadolu)

Activistas palestinos comenzaron este martes a construir un nuevo pueblo, al que han llamado “Al-Wad al-Ahmar” (“El Valle Rojo”) cerca del pueblo hogar de la comunidad beduina conocido como Khan al-Ahmar (“La Posada Roja”), que se encuentra bajo amenaza de demolición por parte de la ocupación israelí.

Un testigo presencial ha explicado a la corresponsal de Quds Press que activistas provenientes de Jerusalén, del Comité de Resistencia contra el Muro y los Asentamientos, y del Comité Popular llevan desde el amanecer de hoy construyendo un nuevo pueblo frente a Al-Khan al-Ahmar.

Estos activistas se han concentrado allí y han construido e instalado en el lugar cinco caravanas móviles sobre las que han izado la bandera palestina, y denominan a este lugar "El Valle Rojo". Esta acción se inscribe en las iniciativas populares para denunciar y enfrentar los intentos de la ocupación de demoler la localidad de Al-Khan al-Ahmar tras la reciente decisión del tribunal supremo de Israel de proceder a su desalojo y demolición.

El ejército israelí ha irrumpido en el perímetro de la concentración y ha lanzado drones para fotografiar lo que está sucediendo en el lugar. También ha impedido la entrada y salida de ciudadanos de la localidad de Al-Khan al-Ahmar.

Leer: La demolición de Jan-Ahmar: otro capítulo de la limplieza étnica en Palestina

El Tribunal Supremo Israelí rechazó el pasado miércoles las alegaciones presentadas por la ciudadanía de esta localidad beduina en la que viven alrededor de 80 familias palestinas, unas 190 personas, pertenecientes a la familia Jahalin. Estas familias rechazaron una oferta presentada por Israel para ofrecerles una residencia alternativa en la ciudad de Jericó, situada al este de Cisjordania ocupada.

El gobierno de ocupación israelí ha pedido a esta población residente que evacue sus hogares de Al-Khan al-Ahmar de forma voluntaria “a cambio” de la "cesión” de una extensión de tierra de unos 255 dunums cerca de la ciudad de Jericó.

Esta localidad es hogar desde hace generaciones de esta comunidad beduina, erigida en un territorio en el que Israel pretende asentar el denominado espacio "E1", que ampliaría el radio de Jersualén Este llegando hasta el Mar Rojo, dividiendo en dos mitades a Cisjordania, que se encontraría de este modo atravesada por una línea de construcciones israelíes, ilegales a ojos de la legalidad internacional.

Además Al-Khan al-Ahmar está localizado entre los asentamientos ilegales israelíes de Male Adumim y Kfar Adumim. La “corte suprema” de Israel dictaminó en mayo de 2018 que su población podría ser expulsada para permitir la expansión de dichos asentamientos ilegales.

Leer: La joven de Khan Al-Ahmar es liberada dos semanas después

 

Categorías
IsraelNoticiasOriente MedioPalestinaRegión

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines