Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Hebrón: desahuciada una familia de nueve personas a instancia de los colonos

Un palestino observa la demolición de un inmueble por orden del ejército israelí en un pueblo de Cisjordania [Wisam Hashlamoun / Apaimages]

Sobre las cuatro de la mañana del lunes, las fuerzas de seguridad israelíes penetraron en la localidad palestina de Khirbet Qawasis y demolieron el hogar de Yousef Abu Aram, después de que se hubieran quejado los colonos de un asentamiento ilegal cercano.

A continuación, los soldados asaltaron el pueblo de Zuwaidin y destruyeron varios baños comunitarios que habían sido construidos de forma legal al lado de la principal carretera del pueblo. Durante el proceso, los soldados impidieron a los activistas locales que filmaran la demolición.

“Estamos tristes y enfadados por lo que ha ocurrido hoy,” explica Yousef. “Las autoridades israelíes quieren desplazarnos de nuestra tierra para quedársela, pero no nos moveremos”.

Yousef había terminado de construir su casa, situada en un terreno de su propiedad, hace tan sólo una semana. La vivienda estaba destinada a ser el hogar de la familia, que cuenta con siete hijos.

“La situación es muy mala,” lamenta el hombre. “Han dejado a una familia con siete niños sin un techo para resguardarse, y ahora tendremos que dormir al raso cubriéndonos sólo con el cielo”.

Leer más: Erekat llama a la comunidad internacional a imponer sanciones a Israel

Los colonos acosaron a Yousef en repetidas ocasiones durante la construcción de su casa, y la Administración Civil Israelí, bajo presión de aquellos, confiscó algunos de sus materiales de construcción. El destino de la vivienda iba a ser decidido en un juicio programado para el lunes. Sin embargo, la Administración Civil demolió la construcción antes de que se celebrara la sesión.

“Es una nueva estrategia de los colonos: ir a casas palestinas a protestar contra las construcciones,” explica el activista por los derechos humanos Tariq Hathaleen, que vive en la localidad cercana de Umm Al-Khair. “El ejército quiere satisfacer a los colonos, así que si hay materiales de construcción los confiscan. Si hay una carpa, la desmantelan y se la llevan. Si es un edificio, la Administración Civil se empleará a fondo para demolerlo”.

Según Hathaleen, el ritmo de las demoliciones se está acelerando en las colinas del sur de Hebrón, donde en las 30 localidades palestinas existentes se producen en un mes tantas demoliciones como antes ocurrían en un año.

“El número está aumentando por culpa de la presión de los colonos. No sólo de ellos, sino también de las ONGs de los colonos, como Regavim, que opera en las colinas del sur de Hebrón y por toda Palestina. Tienen a gente que conduce dando vueltas por las localidades palestinas, y también vuelan drones. Cuando dan con un palestino que está construyendo una casa, informan a la Administración Civil y al Ejército”.

Leer más: Israel construirá 650 nuevas unidades de vivienda para colonos en la Cisjordania central

Regavim es una organización sin ánimo de lucro a favor de los asentamientos, que recibe millones de shekels en ayudas públicas. En la actualidad está liderando la batalla legal para demoler el pueblo palestino de Susiya. Según B´Tselem, entre 2006 y 2018 Israel ha demolido por lo menos 1.342 unidades residenciales palestinas en Cisjordania, desplazando a 6.024 personas (de ellas, 3.040 son niños).

Desde la ocupación de Cisjordania y Jerusalén Este en 1967, Israel ha seguido una agresiva estrategia que pasa por la demolición de hogares, escuelas, centros de salud y otras infraestructuras de primera necesidad. Estas demoliciones contravienen la Convención de La Haya y la Cuarta Convención de Ginebra. En el “Área C”, que abarca cerca del 60% de Cisjordania, las autoridades israelíes deniegan a los palestinos la mayoría de los permisos de obra, obligándoles a levantar sus viviendas de forma irregular y a vivir bajo la amenaza constante de la demolición.

Entretanto, los asentamientos sólo para judíos continúan expandiéndose por tierras palestinas con el apoyo del Gobierno israelí. Unos 600.000 israelíes viven en más de 250 asentamientos y “avanzadillas” en Cisjordania y en Jerusalén Este, en lo que supone una clara violación de la Cuarta Convención de Ginebra que prohíbe a las fuerzas ocupantes trasladar a civiles a los territorios ocupados.

Leer más: Un pastor palestino herido de bala tras un ataque de colonos en Nablús

Categorías
IsraelNoticiasOriente MedioPalestinaRegión

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba