Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

La normalización de relaciones entre Israel y Arabia Saudí

El rey de Arabia Saudí, Salman Bin Abdulaziz, junto a su hijo y príncipe heredero, Mohammed Bin Salmán. [Saudi Press Agency]

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, aprovecha todas las oportunidades que tiene para jactarse de que su país ha alcanzado un alto nivel de relaciones normalizadas con grandes países árabes, en clara referencia a Arabia Saudí. Fuentes cercanas a Netanyahu señalan que los analistas tan sólo han visto la punta del iceberg, indicando la profundidad de las relaciones bilaterales entre Tel Aviv y Riad.

Cabe destacar que Riad no niega las confirmaciones de Israel de su relación normalizada con Arabia Saudí. La relación con Israel no expresa una estrategia saudí bien definida con objetivos claros, sino más bien una falta de opciones en política exterior. Esto significa que el nuevo acercamiento saudí-israelí refleja la necesidad de Riad de un aliado con el peso y la influencia de Tel Aviv en un momento en el que Arabia Saudí sufre muchas derrotas en la región. Tampoco es capaz de controlar a Irán y limitar la expansión de su influencia y poder a expensas de la región en general.

Leer: Wikileaks: Riad y Tel Aviv flirtean con la normalización de relaciones

No hay duda de que Israel gana con este acercamiento a Arabia Saudí. Los intentos por parte de los líderes saudíes de encontrar un terreno común con los israelíes significan, entre otras cosas, que Israel se ha convertido en parte de la solución. Este es un reconocimiento que Israel nunca había recibido de una nación árabe a lo largo de la historia de su conflicto en Palestina. Los líderes saudíes creen que el acercamiento a Israel disuadiría a Irán, considerando que Israel lucharía contra Irán en favor de Arabia Saudí si se diera el caso. Sin embargo, en mi opinión, esto no sucederá, ya que los intereses israelíes en el conflicto con Irán están muy claros, y no incluyen defender a Arabia Saudí. Israel ha trazado líneas rojas, y está dispuesto a usar la fuerza militar en el caso de que Irán las sobrepase. Esto lleva pasando en Siria los siete últimos años.

Además de que Israel haya obtenido un reconocimiento crítico de parte de este importante país árabe, la relación con Israel provocará una falta de esperanza y frustración entre los palestinos, a quienes Israel intenta negar sus derechos llegando a un acuerdo con Arabia Saudí. Israel está leyendo bien el panorama regional, ya que sus líderes han llegado a la conclusión de que la causa palestina está la última en la lista de prioridades de ciertos gobiernos árabes, empezando por Arabia Saudí, y, por lo tanto, el acercamiento a los saudíes podría hacer que éstos utilicen su influencia financiera para presionar a los palestinos a hacer concesiones gratuitas a Israel.

Leer: Mientras los países árabes van mostrando sus vínculos con Israel, los palestinos siguen resistiendo

No hace mucho, el jefe de personal del ejército israelí y ex ministro de Defensa, Moshe Ya'alon, escribió un importante artículo publicado por el Instituto para Estudios de Seguridad Nacional de la Universidad de Tel Aviv, en el que habló acerca de los motivos del acercamiento saudí a Israel. En su opinión, Arabia Saudí no tiene otra opción más que reconocer su debilidad en el enfrentamiento contra Irán y, por lo tanto, ha decidido llegar a una estrategia común con Israel para enfrentarse a Teherán. Según esta lógica, Arabia Saudí también podría contribuir a la paz entre palestinos e israelíes, ¡pero no nos dice cómo! Israel rechaza la iniciativa de paz árabe y cualquier otra opción que lleve a la solución de dos Estados. Dicho de otra forma, Israel busca a un aliado árabe que acepte la liquidación de la causa palestina para permitir que Israel extienda y conserve la judeidad del Estado al mismo tiempo.

En resumen; en términos de ganar o perder, Israel será el mayor ganador de cualquier relación con un país con el tamaño y el estatus de Arabia Saudí. No creo que la agenda de Arabia Saudí incluya el aprovecharse de este acercamiento para convencer a Israel de la necesidad de resolver el conflicto árabe-israelí. En cambio, Riad cumplirá con la postura de Tel Aviv sobre la causa palestina, de la que son muy conscientes los líderes israelíes y saudíes.

Este artículo fue publicado en árabe en Al-Sharq el 3 de agosto de 2018.

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen a su autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

 

Categorías
Arabia SauditaIsraelNoticiasOriente MedioRegión

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines