Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Rusia rompe el Consejo de Cooperación del Golfo

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, en Qingdao, China, 9 de junio de 2018 [Presidencia iraní / Agencia Anadolu]

Mientras el mundo se centra en los intentos de Vladimir Putin por romper a la UE y a la OTAN, ignoramos, bajo nuestro propio riesgo, cómo ya ha hecho lo mismo con el Consejo de Cooperación del Golfo (CCG).

El 11 de julio de 2017, Yuri Barmin, del Consejo de Asuntos Internacionales de Rusia, un think tank propagandista establecido por el Ministerio de Asuntos Exteriores ruso, escribió para una web de noticias de Oriente Medio con base en Londres que “claramente, la crisis de Qatar no cumple los intereses de Rusia”.

Sin embargo, tan sólo un mes antes, varios investigadores estadounidenses visitaron Qatar para ayudar a su aliado a saber quién había hackeado los servidores de la Agencia de Noticias de Qatar (QNA) y había publicado las infames historias falsas que provocaron el embargo. Todas las pruebas apuntaban a una dirección: Rusia.

Lo que está claro es que se ha han producido hackeos casi idénticos, además del uso de noticias falsas, no solamente en las últimas elecciones presidenciales de Estados Unidos, sino también en Francia, Alemania, Estonia, Ucrania, Georgia, y ahora Qatar.

Leer: Los temores de Europa ante la cumbre Trump-Putin

El Estado ruso, ahora controlado por gángsteres, quiere romper todos los bloques de cooperación económica, militar y diplomática fuera de su esfera inmediata de control, para así aumentar su poder en las regiones cercanas. Quiere hacerlo para seguir siendo la mayor cleptocracia en funcionamiento del mundo. Un pequeño hackeo de un servidor del gobierno qatarí es un precio mínimo a pagar por convertirse en los hombres más ricos del mundo. El Estado mafioso de Rusia ha cortado al GCC como una sandía, y quiere hacer lo mismo con la OTAN y la UE.

Putin bombardea ciegamente a Siria - Caricatura [Sarwar Ahmed / MiddleEastMonitor]

Como siempre, las capacidades del espionaje ruso han dependido tanto de la experiencia cibernética como de una profunda comprensión psicológica de sus enemigos. Mohammed bin Salman (MBS) ya fue identificado como un sucesor de facto inminente a la monarquía saudí, pero era despreciado en Moscú por ser joven e impetuoso. Juzgaron correctamente su carácter infantil y que él, junto a Mohammed bin Zayed, de Abu Dhabi, responderían a las historias falsas que introdujeron los hackers rusos en la QNA. Más o menos un año después, MBS juega con construir un canal a lo largo de la frontera qatarí, que será militarizado y tendrá vertederos nucleares. Es difícil imaginarse un comportamiento político más grosero.

A pesar de jugar un papel clave a la hora de provocar la crisis, Rusia se ha posicionado para obtener beneficios. Como parece que la alienación de la Doha del GCC será permanente, se acerca a Irán, lo más cerca que ha tenido Rusia a un verdadero aliado en la región, además de a Siria. Eso significa que los tres mayores productores de gas del mundo se convertirán en un bloque diplomático unificado. Doha también ha suavizado su postura respecto a Siria, alineándose de nuevo con sus nuevos amigos. Esto es importante, ya que las reservas de gas de Rusia se han utilizado a menudo para influir indebidamente a sus vecinos más cercanos en Asia y Europa central y del este – como parte de lo que suele llamarse "política de oleoductos".

Leer: El lobby pro-EAU "subvierte la democracia", según un informe

Mientras que los intentos de Putin por intimidar a sus vecinos con la amenaza de impedir el acceso al gas han tenido éxito en varias ocasiones, está resultando más difícil alcanzar a enemigos más distantes, como Estados Unidos o Reino Unido, debido a su falta de dependencia del gas ruso. Casi un tercio de las importaciones de gas británicas son de origen qatarí. Así que si Doha decide inclinarse ante el Kremlin, o, de algún modo, se ve obligada, esto podría afectar potencialmente a Reino Unido del mismo modo que la dependencia de Alemania del gas ruso ha impactado en las decisiones de Berlín respecto al Kremlin.

Aún no está claro qué hará Doha. Qatar tiene mucho capital diplomático y económico, acumulado durante muchos años tanto con Rusia como con Occidente. El Pentágono se lanzó a defender a Qatar cuando la administración de Trump se involucró en la crisis del embargo de parte de Riad. Es la importancia silenciosa de Qatar en la infraestructura de defensa estadounidense – las bases aéreas y las tranquilas aguas estancadas sirven de base a varios ejércitos occidentales – la que convierte al país en un aliado verdaderamente valioso.

Leer: Tensión entre Irán y Rusia en Siria; pero sin llegar al enfrentamiento

Por desgracia, es por eso por lo que Putin y sus hackers están tan interesados en aliar a Qatar con Rusia. La UE y la OTAN deberían fijarse en lo que ha pasado con el GCC debido a un simple hackeo. Rusia sabe lo que hace. El colapso del CCG hace que la caída de la UE y de la OTAN parezca mucho más fácil.

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen a su autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

 

Categorías
Arabia SauditaArtículosArtículos de OpiniónEuropa y RusiaOrganizaciones InternacionalesOriente MedioOTANQatarReportajes y AnálisisRusia

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines