Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Ramala: las declaraciones de Netanyahu sobre Al Aqsa son una provocación

Musulmanes palestinos rezan en el ultimo viernes del mes de ayuno del Ramadán en la mezquita de Al Aqsa de Jerusalén. [Mostafa Alkharouf / Anadolu Agency]

Según el Gobierno de Unidad Nacional Palestino, las declaraciones del presidente del gobierno de Israel Benyamin Netanyahu sobre la posibilidad de "otorgar permiso a los miembros de la Knesset para realizar visitas a la mezquita de Al Aqsa" suponen una provocación “descarada y peligrosa”.

En una declaración realizada el miércoles, el portavoz del gobierno en Ramala Yusef Mahmud afirmó que estos comentarios de Netanyahu "fomentan que se juegue con lo más sagrado de la cultura árabe y musulmana".

Mahmud advirtió también de la escalada de los actos de la ocupación israelí contra la mezquita de Al Aqsa y la ciudad ocupada de Jerusalén.

Y añadió: "Este nuevo paso que Netanyahu se ha atrevido a dar con tal arrogancia, y de forma tan provocadora, no habría sido posible sin la cobertura que los Estados Unidos de Trump ofrecen a las políticas de la ocupación y a los comportamientos arbitrarios que las acompañan."

Leer más: El embajador de EE.UU. en Israel posa con una foto que representa un templo judío en la mezquita Al-Aqsa

Ramala ha otorgado toda la responsabilidad de la escalada a los gobiernos de Netanyahu y de Trump. Ambos estarían contribuyendo "a empujar la región hacia una inflamable situación de conflicto religioso, tan inaceptable como ajeno a nuestro país, a nuestro pueblo, y a nuestra región."

Se debe destacar que el primer ministro de la ocupación, Benyamin Netanyahu, ha permitido a los miembros del parlamento israelí (conocido en hebreo como Knesset) pisar de nuevo en el complejo de la mezquita de Al Aqsa, dos años y medio después de que estos comportamientos se hubieran detenido.

Según informaciones de la segunda cadena israelí, Netanyahu ha enviado una carta al presidente de la Knesset, Paul Edelstein, en la anuncia que sus miembros iban a ser autorizados a penetrar en el complejo de la mezquita una vez cada tres meses.

Para ampliar: Jerusalén y Al-Aqsa: Propiedad y soberanía

El canal señalaba también que de esta forma Netanyahu asumía las recomendaciones del ministro de seguridad interna Gilad Erdan, del comisionado general de la policía Roni Sheikh y del jefe de la policía de Jerusalén Yoram Halevy, que habían recomendado que se permitiera el acceso a Al Aqsa de forma controlada.

Según la misma fuente, los miembros de los partidos de extrema derecha de la Knesset se han opuesto a esta decisión de Netanyahu, y le han exigido que se les permita el acceso siempre que lo deseen.

Mientras, el diputado ultraortodoxo Yehuda Glick ha manifestado ya con anterioridad que "la mezquita de Al Aqsa debe ser un lugar sagrado para todos los pueblos y naciones, y todos los residentes de Israel deben visitarla".

Leer más: Más de 100 colonos asaltan la mezquita de Al Aqsa

Categorías
IsraelNoticiasOriente MedioPalestinaRegión

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines