Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Morsi pasa su quinto año en prisión

Desde el derrocamiento de Morsi, las autoridades egipcias han llevado a cabo una represión implacable contra la disidencia, matando a cientos de sus seguidores y enviando a miles de personas tras las rejas por "incitar" a la violencia.

El primer presidente electo democráticamente de Egipto, Mohamed Morsi, pasa su quinto año tras las rejas desde que fue derrocado por los militares tras el golpe militar de 2013.

Fue acusado de seis delitos: fuga de prisión, asesinato, espionaje para Qatar, espionaje para Hamás y Hezbollah, insultos a la judicatura y de terrorismo.

"Los veredictos contra Morsi tienen motivaciones políticas", declaró Alaa Abdulmunsif, director de la organización Salam para la Protección de los Derechos Humanos, a la Agencia Anadolu.

"El régimen quiere deshacerse de él", declaró.

En junio de 2016, un tribunal egipcio colocó a Morsi en la lista oficial de "terroristas" del país durante tres años.

En el mismo año, el Tribunal de Casación, el tribunal de apelaciones más alto de Egipto, confirmó una pena de 20 años de cárcel contra Morsi por cargos de asesinato durante enfrentamientos mortales entre partidarios y opositores en el exterior del palacio presidencial de Ittihadiya en 2012.

Leer: Egipto, la tierra de lo extraño

Morsi, junto a otros cuatro líderes de la organización, también fue condenado a muerte por presunta participación en un tiroteo masivo en 2011, durante un levantamiento popular que quitó al ex autócrata Hosni Mubarak del poder.

Sin embargo, el Tribunal de Casación anuló los veredictos y ordenó un nuevo juicio en 2016.

Morsi fue condenado a cadena perpetua por presuntamente espiar para Qatar. También fue condenado a tres años de prisión por ofender a la judicatura.

El ex presidente también tendrá que enfrentarse a un nuevo juicio acusado de un tiroteo masivo y de espiar para Hamás.

 

Competencia política

Saeed Sadek, profesor de sociología política de la American University en El Cairo, cree que los juicios de Morsi son el resultado de la "competencia política".

"¿Cómo es que quienes lo derrocaron lo liberarán?", preguntó él.

Sadek descartó cualquier reconciliación entre el régimen egipcio y los Hermanos Musulmanes en un futuro cercano.

Leer: Egipto condena a 6 personas a muerte por actos cometidos en 2013

"El régimen ahora es muy fuerte y no buscará la reconciliación con los Hermanos Musulmanes", declaró.

Desde el derrocamiento de Morsi, las autoridades egipcias han reprimido de manera implacable a la disidencia, matando a cientos de sus seguidores y enviando a miles de personas tras las rejas por incitar a la violencia.

En 2013, las autoridades respaldadas por los militares declararon a los Hermanos Musulmanes de Morsi organización terrorista.

Morsi y sus partidarios niegan los cargos en su contra.

 

Categorías
ÁfricaNoticias

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines