Espanol / English

Oriente Medio cerca de usted

Erdogan ya cuenta con 12 victorias electorales consecutivas bajo el brazo

El presidente turco y líder del Partido Justicia y Desarrollo (AK), Recep Tayyip Erdogan, pronuncia un discurso durante la manifestación de su partido en Estambul, Turquía, 22 de junio de 2018 [Kayhan Özer / Agencia Anadolu]

La victoria de Recep Tayyip Erdogan en la primera ronda de las elecciones anticipadas de Turquía se ha considerado en el país tanto como una derrota rotunda para la oposición como una muestra de apoyo a un presidente que goza de una popularidad sin igual. En el recuento final de la carrera para la presidencia, el Partido de la Justicia y el Desarrollo (AK) de Erdogan consiguió el 53% de los votos, mientras que su principal rival, Muharrem Ince, del Partido Republicano del Pueblo (CHP) se hizo con el 30%, Selahattin Demirtas, del Partido Democrático Kurdo (HDP) recibió el 8%.

El anuncio de esta victoria se recibió con suspiros de alivio y celebraciones en las que los ciudadanos hicieron sonar el claxon de sus coches y ondearon banderas turcas por todo Estambul. Esto siguió al discurso un tanto moderado de Erdogan, en la mansión presidencial de la ciudad, en el que describió su victoria como un éxito para el nuevo sistema ejecutivo del gobierno presidencial.

Los resultados finales dejan el mapa electoral de color naranja brillante del Partido AK en la mayor parte del país. El color rojo que representa al CHP destacó en la costa oeste, y el morado del HDP dominó el este.

Erdogan ya cuenta con 12 victorias electorales consecutivas frente al CHP en las urnas como primer ministro y presidente durante su carrera política. Más que ninguna otra, su última victoria deja confundido al CHP secular, fundado por el emblemático gobernante y padre de la nación de Turquía, Mustapha Kemal Ataturk. Él fue quien convirtió el gran Imperio Otomano en el Estado nación que de hoy.

Una vez que el CHP acepte el resultado y acabe con su grandilocuencia política – que, en gran parte, complace a las críticas occidentales contra la represión y el estado de emergencia impuestos por Erdogan tras el intento de golpe de Estado de 2016 -, empezará el proceso de análisis de la campaña fallida para así identificar las promesas políticas que sirvieron para alienar más que para alentar a los votantes. Está bastante claro que el CHP parece haber juzgado mal la disposición del pueblo turco sobre la expulsión de los cuatro millones de sirios acogidos por Turquía. Para una nación que se enorgullece de su hospitalidad y que es la tercera mayor donante de ayuda del mundo, la dura promesa del CHP de deportar a los sirios a su país en guerra, durante su primer año de gobierno era, como mínimo, xenófoba.

“No me gusta el Partido AK”, me contó la profesora Merve Cevik, “porque, en mi opinión, se ha vuelto demasiado partidista y sectario, pero no puedo apoyar a un partido [CHP] que devolvería a personas indefensas a un país totalmente destrozado que sigue en guerra”.

La votante indecisa trabaja como voluntaria con niños sirios traumatizados en Estambul, y comprende el impacto que ha tenido la guerra en los millones de personas desplazas en su país. Sentía que tenía que elegir entre un presidente “compasivo” y otro “cruel”. Votó, a pesar de sus dudas, a favor de la bien conocida compasión de Erdogan.

En el frente económico, las propuestas del CHP no podían hacer frente al enfoque infraestructural macroeconómico de Erdogan, que ha resultado en la triplicación del PIB nacional en los últimos 15 años. Ince esperaba capitalizar el pronóstico económico incierto y la caída del valor de la lira turca, que ha obligado al Banco Central a elevar las tasas de interés de referencia en más de un 17%.

La gran idea del CHP se basaba en un plan para crear centros tecnológicos de información inspirados en el modelo indio y especializados en codificación y programación de ordenadores. En contraste, días antes de la elección, Erdogan realizó un vuelo inaugural al nuevo aeropuerto del país, que será el más grande del mundo. Ha prometido construir una planta de manufacturación de coches eléctricos para 2020 y expandir las políticas de energía verde, y ya ha encendido la primera planta de energía nuclear del país para garantizar sus futuras necesidades energéticas.

Cuando todo estaba dicho y hecho, los votantes no estaban convencidos de que los grupos de la oposición supusieran una verdadera alternativa. Un programa basado simplemente en la expulsión de Erdogan del poder no es suficiente para persuadir a los votantes de ignorar al presidente y sus logros.

Sin embargo, dejando a un lado la victoria de Erdogan, parece que la elección parlamentaria está causando cierta preocupación. El nerviosismo genuino respecto a este llamado a las urnas surge de la inquietud respecto a un pronóstico económico inestable y a ciertas deficiencias en las filas de oficiales del partido AK, particularmente a nivel municipal y local.

Varios analistas experimentados del partido con los que hablé sugieren que, en los últimos años, los concejales municipales del Partido de la Justicia y el Desarrollo han “decepcionado” al responder mal a las necesidades locales y, en algunos casos, debido a la mala administración de los fondos del gobierno local. Eso parece haberse reflejado en el patrón de voto de los escaños parlamentarios, ya que el partido gobernante ha perdido el control de la cámara.

En las próximas semanas y meses, los dos principales partidos revisarán los acontecimientos de la campaña electoral. Sin duda, la oposición tendrá que reconsiderar sus perspectivas de salir del desierto político y asumir el poder, mientras que el gobierno del presidente Erdogan empezará a trabajar en otros cinco años de presidencia que, según sus críticos, serán un intento de hacer grandes otra vez a los descendientes de los otomanos. Parece que los votantes no creen que ese sea un mal objetivo para el país.

Informes adicionales de Walid Bin Siraj.

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen a su autor y no reflejan necesariamente la política editorial de Monitor de Oriente.

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónEuropa y RusiaTurquía

El periodista y productor de noticias de televisión.