Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Túnez: Ennahda renueva su llamamiento al diálogo entre los interlocutores políticos y sociales

Logotipo del partido tunecino Ennahda.

El movimiento islamista tunecino Ennahda ha asegurado que es importante perpetuar la estabilidad del gobierno y el buen funcionamiento de las instituciones y administraciones del Estado, por lo que ha reiterado su llamamiento a una reanudación del diálogo entre los interlocutores políticos y sociales.

Ennahda ha incidido en un comunicado emitido hoy en que "el país se halla en una necesidad urgente de acometer diversas reformas económicas y sociales con el fin de impulsar el crecimiento económico y la inversión interior y exterior, así como recuperar el equilibrio económico público con lo que ello conllevará de creación de puestos de trabajo y el desarrollo de estructuras internas que mejorarán en su conjunto el nivel de vida de la población tunecina".

El movimiento ha anunciado igualmente la formación de un comité para estudiar las condiciones que permitan completar el proceso de justicia transicional, hecho que se considera uno de los mayores logros de la Revolución tunecina de 2011 y uno de las mejores demostraciones del éxito de la transición democrática en Túnez.

Leer: Los tunecinos, la justicia transicional y la historia

Leer: Tortura en Túnez: “Sufrí abusos sexuales en el edificio del Ministerio del Interior”


En otro orden de cosas, el movimiento ha expresado su pesar por el hundimiento de una embarcación en las costas tunecinas frente a la isla de Qarqana. Esta embarcación iba cargada de migrantes hacia Europa y en el naufragio han muerto decenas de personas, mientras otras decenas permanecen desaparecidas. Al respecto y según los medios de comunicación, Ennahda ha llamado a la apertura de una investigación y ha exigido a las instituciones internacionales y a todos los actores políticos y sociales nacionales que participen en el proceso de diálogo nacional sobre la situación de la juventud, los procesos de desarrollo, y la implementación de operativos para gestionar el fenómeno en expansión de la migración clandestina.

El presidente tunecino, Beji Caid Essebsi, decidió a finales de mayo suspender temporalmente por un plazo no definido la aplicación de la "Declaración de Cartago", firmada en el verano de 2016, para determinar las prioridades del gobierno.

Esta decisión de Essebsi llega debido a las diferencias entre los firmantes de esta declaración respecto a un posible cambio, parcial o total, del gobierno del primer ministro Yusuf Shahed.

Los firmantes de la Declaración de Cartago ya formaron en marzo un comité de expertos para redactar un nuevo documento que se denominaría “Cartago – 2”. Este comité consta de 18 miembros y su misión es delimitar las nuevas prioridades económicas y sociales.

Los trabajos de este comité de expertos se concretaron en una “Declaración de Cartago – 2” que incluye un programa de 63 puntos que analiza y propone medidas a aplicarse en el programa político, económico y social del gobierno tunecino para el próximo período. Sin embargo, no ha llegado a un acuerdo ni se pronuncia sobre el destino del gobierno de Shahed

En la elaboración de esta “Declaración de Cartago – 2” han participado el partido Nidá Tunis, de tendencia liberal secular,Ennahda, islamista moderado, la Unión Patriótica Libre, el Partido de la Iniciativa Nacional y otras fuerzas minoritarias.

También han participado en la elaboración de la misma otras grandes organizaciones sociales, entre ellas cuatro importantes sindicatos tunecinos: la Unión General de Trabajadores de Túnez, la Unión Tunecina de Industria, Comercio y Artesanía, la Unión Tunecina de Agricultura y Pesca y la Unión Nacional de Mujeres de Túnez.

Leer: ‘Los jóvenes de Túnez se sienten traicionados por los políticos’

Categorías
ÁfricaNoticiasRegiónTúnez

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines