Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Boicot al partido entre Israel y Argentina

Equipo de fútbol de Argentina [Wikimedia CH / Flickr]

Hay una creciente presión sobre la Asociación Argentina de Fútbol para que cancele su partido contra Israel programado para este sábado, en el sitio de una aldea palestina en Jerusalén destruida por las fuerzas paramilitares judías en 1948 cuando 750.000 palestinos – la mitad de la población palestina – fueron asesinados y expulsados de sus tierras para dar paso a la creación del estado de Israel.

El domingo, la Liga Árabe instó a Argentina a cancelar el amistoso previo a la Copa del Mundo. El departamento de la organización con sede en El Cairo para Palestina y los territorios ocupados hizo las declaraciones en el New Arab.

“Israel está utilizando el partido con fines políticos que no tienen nada que ver con el deporte, y está dañando los derechos de los palestinos garantizados por las convenciones internacionales”, declaraba el comunicado.

Agregó que Israel estaba tratando de “engañar a los argentinos para que crean que Jerusalén está unida por el pueblo judío”. La FA israelí ha negado que a Argentina se le paguen 3 millones de dólares por jugar, según el Jewish Chronicle.

El jefe de la Federación Palestina de Fútbol, Jibril Rajoub también hizo un llamamiento personal a Lionel Messi, instando al jugador para que no juegue en Israel. Rajoub pidió una manifestación frente a la oficina de representación de Argentina en Ramallah, donde le pidió a Argentina que cancelara el partido y alentó a los fanáticos a quemar camisetas de fútbol argentino en señal de protesta.

Leer: El mayor sindicato de Túnez se adhiere al BDS

“Este partido se ha convertido en una herramienta política”, declaró Rajoub. “El gobierno israelí está tratando de darle importancia política al insistir en que se celebre en Jerusalén”, continuó Rajoub. Messi, agregó, “tiene decenas de millones de seguidores en los países árabes y musulmanes … les pedimos a todos que quemen sus camisetas con su nombre y carteles [con su imagen]”.

Inicialmente se programó que el partido se jugara en Tel Aviv, pero los organizadores cambiaron el lugar después de que Estados Unidos trasladara su embajada a Jerusalén, en contra de los deseos de la comunidad internacional. Argentina fue uno de los países que se abstuvo durante la votación en la ONU en diciembre del año pasado, denunciando la decisión de Trump. Señal de que las relaciones entre los dos países han pasado de la hostilidad a la amistad.

El partido también se produce después de que las tropas israelíes mataran al menos a 123 palestinos y más de 10.000 resultaron heridos desde que comenzaron las manifestaciones masivas el 30 de marzo. Muchos fueron asesinados por francotiradores israelíes durante la inauguración del traslado de la embajada.

La decisión de Argentina de jugar en Israel ha sido condenada enérgicamente por el movimiento Boicot, Desinversiones y Sanciones (BDS) incluso antes de que se anunciara la decisión de jugar en Jerusalén. Pero el cambio de lugar, que parece ser un intento de legitimar la anexión israelí de Jerusalén, en medio de la matanza masiva de palestinos que protestaban contra la decisión estadounidense, es universalmente visto como cruel e insensible por parte de la Asociación Argentina de Fútbol.

Leer: Shakira obligada a cancelar su actuación en Tel Aviv después de la presión ejercida por el movimiento BDS

No está claro cuánta influencia tiene el equipo en la decisión, pero el gerente del equipo, Jorge Sampaoli, expresó su desilusión por tener que jugar en Israel diciendo: “Hubiera preferido jugar en Barcelona”, donde el equipo nacional se encuentra actualmente basado en el entrenamiento previo al torneo.

Sin embargo, Sampaoli no hizo ningún comentario sobre la situación política, sino que simplemente dijo “así es, tenemos que viajar el día antes del partido, jugar con Israel en Israel y luego ir a Rusia”.

Categorías
ArgentinaAsia y AméricaIsraelNoticiasOriente MedioPalestinaUS

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba