Espanol / English

Oriente Medio cerca de usted

El grupo empresarial saudí “Bin Laden” se enfrenta a su crisis cambiando de nombre y reduciendo su tamaño

El gobierno saudí controla el 35% del mismo tras expropiar por decreto este porcentaje en el marco de su campaña de “lucha contra la corrupción”.
[alkhaleejonline.net]

Fuentes empresariales del grupo saudí “Bin Laden” han informado de que este cambiará su nombre y reducirá su tamaño. Estos cambios llegan después de que el gobierno de Arabia Saudí tomara el control administrativo del gigantesco grupo empresarial de obras y construcciones de manos de la familia Bin Laden, algunos de cuyos miembros fueron víctimas de la última campaña de arrestos y detenciones llevada a cabo por las autoridades saudíes.

Según la agencia de información Reuters, estos son los primeros pasos en el marco de una reestructuración a gran escala de la mayor empresa de construcción saudí, de la que el estado saudí tiene ahora una participación de no menos del 35%.

Estas fuentes han añadido que esta compañía, que está llamada a jugar un papel primordial en los planes del Reino para emprender diversos proyectos turísticos y de infraestructuras, será administrada en adelante por un comité formado por cinco miembros designados por el gobierno saudí y que serán los responsables de supervisar los cambios en la misma.

Leer: Los trabajadores libaneses exigen a Riad que pague sus deudas

También han explicado que “la reestructuración de este grupo empresarial, que se espera incluya cientos de despidos, tenderá a simplificar las operaciones del mismo. Hay que recordar que desde su fundación en 1931 ha participado en el establecimiento de más de 500 grandes proyectos en varios ámbitos, desde la construcción a la energía”.

El gobierno saudí confiscó por decreto el mes pasado el 35% de las acciones del consorcio Bin Laden Contracting, con el pretexto de que esta apropiación es parte de su campaña para combatir la corrupción. Su máximo propietario, Bakr bin Laden, también fue arrestado en noviembre pasado en el marco de la “operación contra la corrupción” en que docenas de otros empresarios, príncipes y funcionarios fueron recluidos en el Hotel Ritz. Muchos de ellos han sido posteriormente liberados tras acceder a pagar multas multimillonarias o a ceder parte del poder o las acciones de sus empresas a los actuales regentes de Arabia Saudí.

Categorías
Arabia SauditaNoticiasOriente Medio