Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Controversia por la parodia de la TV holandesa de la canción ganadora de Eurovisión

Una parodia holandesa de la ganadora de Eurovisión, la israelí, Netta Barzilai ha causado un revuelo diplomático después de que la Embajada de Israel en los Países Bajos presentase una queja formal al canal de televisión holandés que transmitió el vídeo.

Una parodia holandesa de la ganadora de Eurovisión, la israelí Netta Barzilai, ha causado un revuelo diplomático después de que la Embajada de Israel en los Países Bajos presentase una queja formal al canal de televisión holandés que transmitió el vídeo.

El sketch fue emitido el domingo por la noche en un programa satírico del popular humorista holandés Sanne Wallis de Vries. La cantante de la parodia vestía un atuendo similar a Barzilai, así como su distintivo peinado, y utilizo la canción de la cantante israelí “Toy” para criticar de manera mordaz y acertada el maltrato de Israel a los palestinos.

El embajador de Israel en La Haya también envió una carta de protesta al Ministerio de Asuntos Exteriores y al Consejo Central Judío, el grupo que agrupa a la comunidad judía de Holanda.

“La libertad de expresión, la libertad de prensa y la sátira son elementos importantes de una sociedad democrática y plural, como existe en los Países Bajos e Israel”, dice la carta. “Valoramos y respetamos estos principios, sin embargo, en ese programa fueron demasiado lejos”.

Los israelíes “no se regocijan cuando se mata a los palestinos”, explica la carta, y agrega que la puesta en escena en general fue buena, “pero el resto fue muy problemático”.

La canción se volvió viral rápidamente y se difundió en las redes sociales.

El coro de la canción de Barzilai fue cambiado de “I’m not your toy” (no soy tu juguete) a “Look how beautifully I launch missiles” (Mira que bellamente lanzo misiles)

En referencia al 70º aniversario del establecimiento del estado sionista la canción continúa:

“Estamos organizando una fiesta, ¿vienes?

Más tarde, en la mezquita Al-Aqsa,

que de todos modos pronto estará vacía”.

La cantante añade: “Los palestinos no están invitados a su fiesta”.

La actuación tiene lugar frente a una pantalla en la que se muestran imágenes de las protestas palestinas en la frontera de Gaza la semana pasada, incluyendo escenas de humo y el trasporte de manifestantes heridos después de haber sido disparados por francotiradores israelíes.

La parodia desencadenó una airada discusión en línea. Algunos usuarios de Twitter elogiaron la canción por “decir la verdad”.

Otros, sin embargo, acusaron al comediante de ser “anti-Israel” y “antisemita”.

Otros respondieron, defendiendo la canción contra las declaraciones de antisemitismo.

En respuesta, la cadena de televisión negó las acusaciones de antisemitismo y explicó: “La parodia cuestiona la política de Israel lo que no es una acusación contra la comunidad judía”.

Categorías
Europa y RusiaHolandaIsraelNoticiasOriente MedioPalestina

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba