Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El Congreso de EEUU revisa la venta de municiones de precisión a Arabia Saudí y a EAU

El Congreso de Estados Unidos en sesión [Lawrence Jackson / Wikipedia]

La administración Trump, que trabaja para aumentar las exportaciones de armas fabricadas en Estados Unidos, solicitó al Congreso estadounidense que revise la venta de más de 120.000 municiones guiadas de precisión a sus aliados Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos, según dijeron el martes unas fuentes a Reuters.

El presidente Donald Trump ha puesto su peso político detrás del impulso de exportación de armas para ayudar al crecimiento del empleo en su territorio. El año pasado, su administración aprobó la venta a Arabia Saudí de alrededor de 7.000 millones de dólares de las armas guiadas de precisión.

Ese acuerdo generó preocupaciones entre algunos miembros del Congreso sobre las armas estadounidenses que se utilizan en la campaña encabezada por Arabia Saudí contra los rebeldes Hutíes en Yemen así como con la muerte de miles de civiles desde marzo de 2015.

El valor de las transacciones que se hallan actualmente bajo revisión no pudo determinarse por el momento.

Raytheon Co es el mayor fabricante de los PGM en Estados Unidos. Un funcionario de la compañía se negó a realizar comentarios al respecto.

Leer: Gasto militar mundial 2017: Arabia Saudí es el tercer mayor comprador de armas

Fuentes de la administración y del Congreso confirmaron que estaba en marcha el período de revisión informal de 40 días para vender las municiones a los dos países.

Los comités de Relaciones Exteriores del Senado y de Asuntos Exteriores de la Cámara han sido informados y los legisladores han pedido a la administración más información, ya que un asesor del Congreso dijo que aún no había sido proporcionada.

Los portavoces del comité se negaron a realizar comentarios.

Los funcionarios de Arabia Saudí y de Emiratos Árabes Unidos no respondieron por el momento a las peticiones de declaraciones. Los Departamentos de Defensa y Estado de EEUU no realizan normalmente comentarios sobre las ventas planificadas de armas antes de que se envíe una notificación formal al Congreso.

El tema probablemente surja esta semana cuando el secretario de Estado de Trump, Mike Pompeo, testifique ante los paneles de Relaciones Exteriores y Asuntos Exteriores por primera vez desde que el Senado confirmara el mes pasado al ex director de la CIA en su nuevo cargo.

Trump ve las ventas de armas como una forma de crear empleos en Estados Unidos y ha anunciado miles de millones de dólares en ventas de armas desde que asumiera el cargo en enero de 2017.

A veces ha desempeñado un papel personal en impulsar las ventas internacionales de armas estadounidenses, lo que subraya su determinación de convertir a Estados Unidos, ya dominante en el comercio mundial de armas, en un comerciante de armas aún más grande para el mundo, a pesar de las preocupaciones de los defensores de los derechos humanos y del control de las armas.

A los miembros clave del Congreso, incluidos los líderes de los dos comités, se les permite revisar informalmente las principales ventas de armas extranjeras, en ocasiones se han opuesto a las ventas y las han retenido durante meses.

El senador Bob Corker, presidente republicano de Relaciones Exteriores, bloqueó importantes ventas a Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos y otras naciones del Golfo durante gran parte del año pasado por una disputa con Qatar, levantando su "bloqueo" solo a principios de este año.

Sin embargo, si un presidente quiere que se lleve a cabo una venta a pesar de las objeciones de los legisladores, solo se puede detener si el Congreso aprueba una legislación que bloquee la venta. Ninguna medida de ese tipo ha sido tomado por el Congreso.

Categorías
Arabia SauditaAsia y AméricaEmiratos Árabes UnidosNoticiasOriente MedioQatarUSYemen

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines