Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Los palestinos instan a árabes y musulmanes a salvaguardar Al-Aqsa

Sheikh Ekrima Sabri, jefe de la Autoridad Islámica Suprema de Jerusalén [Foto de archivo]

El Ministerio de Asuntos Religiosos de Palestina está instando a los árabes y musulmanes de todo el mundo para unirse a la defensa de la mezquita Al-Aqsa de Jerusalén, en medio de las peticiones de grupos judíos para visitar el lugar, en gran número, durante la próxima festividad judía de la Pascua.

En una declaración realizada el miércoles, el ministro de Asuntos Religiosos, Youssef Ideis, instó a los países árabes y musulmanes a tomar "medidas prácticas" para salvaguardar el enclave religioso de los extremistas judíos.

"Las incursiones cada vez más frecuentes en el complejo de la mezquita por parte de extremistas judíos tendrán consecuencias nefastas", advirtió.

Sheikh Ekrima Sabri, jefe de la Autoridad Islámica Suprema de Jerusalén, por su parte, hizo un llamamiento a los palestinos para que converjan en Al-Aqsa este viernes para las oraciones semanales.

Leer: Un grupo judío quiere celebrar la Pascua en la mezquita de al-Aqsa

En una declaración, Sabri hizo un llamamiento a las naciones árabes y musulmanas para que "asuman sus responsabilidades" y redoblen sus esfuerzos para proteger a Al-Aqsa, y a la herencia islámica de Jerusalén, "de los peligros que las amenazan".

Grupos judíos israelíes pidieron el martes a los musulmanes que abandonaran Al-Aqsa el viernes para permitirles celebrar la fiesta de la Pascua judía en el espacio religioso.

La Pascua, que conmemora el éxodo de los israelíes de Egipto bajo el Profeta Moisés, se considera una de las fiestas más importantes en el calendario religioso judío.

En los últimos días, los grupos de colonos judíos han pedido a los seguidores que converjan en Al-Aqsa para conmemorar la festividad, que comenzará el viernes por la tarde.

Más de 1,500 colonos judíos se abrieron paso el año pasado a la mezquita durante la Pascua.

Para los musulmanes, Al-Aqsa representa el tercer lugar más sagrado del mundo. Los judios, por su parte, se refieren a la zona como el "Monte del Templo", alegando que en la antigüedad era el lugar de dos templos judíos.

Israel ocupó Jerusalén Este, en la que se encuentra Al-Aqsa, durante la guerra árabo-israelí de 1967. En un movimiento nunca reconocido por la comunidad internacional, Israel anexionó toda la ciudad en 1980, alegando que era su capital "indivisa".

Categorías
IsraelNoticiasOriente MedioPalestina

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines