Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Árabes y judíos ultraortodoxos son los sectores sociales más empobrecidos de Israel

Judíos ultraortodoxos organizan una protesta contra el servicio militar obligatorio en Jerusalén, el 28 de Marzo de 2017 - [Gil Cohen Magen - Agencia Anadolu)

La OCDE (Organización para el Desarrollo y la Cooperación Económicas) ha advertido de que la economía de Israel se enfrenta al peligro de un crecimiento descompensado si el Banco de Israel se demora en exceso en elevar las tasas de interés.
La OCDE afirmó en un informe el domingo que la economía de Israel continúa registrando el “tasas de rendimiento  macroeconómico y financiero excepcionales”, y espera que obtenga importantes beneficios de las inversiones que se están realizando en campos de gas natural situados en el Mediterráneo.
También denuncia que pese a que se han reducido las diferencias en los ingresos de la ciudadanía, la proporción de personas trabajadoras que se hallan por debajo del nivel de la pobreza ha aumentado. Y explica esto debido a los puestos de trabajo mal pagados que ocupa la población árabe y judía ultraortodoxa de Israel, que son los segmentos de la población más débiles en lo que a calidad del empleo se refiere.

Leer: El sistema educativo israelí: entre la calidad y la segregación sectaria en las aulas

La OCDE espera que la inflación alcance en Israel el 1% en 2018 y suba al 1,7% el próximo año.
Por otra parte, la economía de Israel creció un 3,3% en 2017 gracias fundamentalmente al activo sector de la alta tecnología. La OCDE dice que habrá un crecimiento del 3,5% este año y del 3,4% el próximo año, en línea con las expectativas del Banco Central de Israel.
La OCDE señala para terminar que la producción gasística en el yacimiento de Leviathan, situado en el Mar Mediterráneo, que comenzará a finales de 2019, contribuirá en 0,3 puntos porcentuales a los datos del PIB. El Sovereign Wealth Fund, entidad creada a partir del superávit de las ventas de gas, podría representar el 10% del PIB para 2040.

Se debe señalar que este yacimiento se encuentra a ambos lados de la frontera marítima entre Israel y Líbano por lo que ambos países se disputan la soberanía sobre el mismo,  lo que ha llevado a Líbano a remitir a la ONU una petición de mediación sobre esta cuestión.

Categorías
IsraelNoticiasOriente MedioPalestinaRegión

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba