Espanol / English

Oriente Medio cerca de usted

En el Día Internacional de la Mujer, las mujeres palestinas se enfrentan a la situación más difícil

El 8 de marzo es el Día Internacional de la Mujer, momento en el que se conmemora el movimiento reivindicativo por los derechos e la mujer y se crea consciencia sobre las situaciones a las que se enfrentan mujeres de todo el mundo.
Mujeres palestinas enfrentándose a las fuerzas de ocupación israelíes [Muammar Awad/Apaimages]

Bajo un asedio militar israelí que dura ya 50 años, las mujeres palestinas que viven en Cisjordania y en Gaza se enfrentan a una situación más difícil que la de la mayoría. Sus maridos, hermanos e hijos a menudo son detenidos, sus hogares son destruidos, sus permisos de residencia son revocados y se imponen restricciones diarias sobre su movimiento. Se podría pensar que la vida ha derrotado a las mujeres palestinas. Y, aun así, su historia trata de resistencia, concentración y fortaleza, reivindicando la importancia vital de las mujeres en la sociedad palestina.

El 15 de diciembre de 2017, se publicó un vídeo mostrando a una adolescente palestina abofeteando en el patio de su casa familiar a un soldado israelí. Rápidamente, el vídeo se hizo viral, causando un gran revuelo en Israel por la afrenta contra la autoridad del soldado y grandes vítores por parte de quienes apoyan la causa palestina. Por supuesto, esta joven era Ahed Tamimi, la famosa activista de Nabi Salih, en la Cisjordania ocupada, a quien se ha comparado con Juana de Arco y Ana Frank. Cuando Tamimi cumplió 17 años el día 31 de enero, los sudafricanos se congregaron para celebrar su cumpleaños y cientos de jóvenes americanos judíos enviaron tarjetas de cumpleaños a la joven encarcelada. El destino de Ahed y de su madre, Nariman, aún está por escribir, después de que su detención se haya prolongado hasta el 11 de marzo.

Leer: Nueva generación de activistas en Oriente Próximo, ¡presente!

    Ahed y Narim son sólo dos de las más de 15.000 mujeres detenidas desde el comienzo de la ocupación israelí en 1967. Sólo desde el estallido de la Intifada de Jerusalén el 1 de octubre de 2015, las fuerzas israelíes han arrestado a alrededor de 445 mujeres. Un caso en particular es el de Khalida Jarrar, feminista, activista humanitaria y miembro del Consejo Legislativo Palestino, quien fue detenida en 2015 y después de nuevo en 2017. Jarrar fue sometida a una detención administrativa y su condena de seis meses se renovó en diciembre de 2017.

Muchas de estas jóvenes detenidas son menores. Un informe de UNICEF afirma que “cada 12 horas, un menor palestino es detenido, interrogado, procesado y/o encarcelado”; el papel de las madres en la Palestina ocupada se hace especialmente difícil. Este es un tema que hace poco ha investigado la cineasta británico-palestina Farah Nabulsi en su cortometraje “Today They Took My Son”. Cuenta la historia de Khalid, un niño arrestado por arrojar piedras a las fuerzas de ocupación israelíes durante la demolición de una casa. El corto está narrado por la madre de Khalid, que se pregunta cómo “ellos, que se lo han llevado todo”, pudieron también llevarse a su hijo. Sus palabras, “sé que la Tierra seguirá girando a pesar de mi dolor, ignorante a todo lo que ha cambiado mi mundo”, reflejan el hecho de que, a excepción de unas pocas historias que aparecen en los titulares, como la de Ahed Tamimi, la dura situación de las mujeres palestinas pasa desapercibida a diario en el mundo.

Aun así, frente a esta adversidad, las palestinas que viven bajo la ocupación siguen siendo de las mujeres más resistentes de este mundo. Históricamente, los movimientos nacionalistas palestinos tempranos retrataban a las mujeres como las madres de los mártires y el útero de la nación, un tema recurrente en el arte, el cine y la poesía. Sin embargo, los papeles clave que jugaron las mujeres durante las intifadas y su importancia a la hora de mantener unidas las comunidades cuyos hombres habían sido detenidos o asesinados las ha proclamado como agentes activos del cambio y la resistencia.

Leer: Beit al-Karama’, un centro de las mujeres y para las mujeres palestinas

    No hace falta remontarse muy atrás; ayer en Gaza, miles de mujeres se echaron a las calles para arrojar luz sobre el problema de las mujeres encarceladas, así como sobre su derecho a trabajar y tener acceso a la sanidad y a la educación. Las marchas se iniciaron en varios puntos de la Franja y desembocaron frente a la oficina de las Naciones Unidas, donde exigieron la liberación de los prisioneros de las cárceles israelíes de Hasharon y Damon, entre los que se incluyen madres enfermas, 10 menores y 8 heridos.

Este Día Internacional de la Mujer, mientras la ONU y otras instituciones internacionales piden a las mujeres – y a los hombres – de todos los rincones del mundo que reconozcan los desafíos a los que aún se enfrentan las mujeres, la resistencia de las mujeres palestinas ha de ser una fuente de inspiración. Mientras luchan a diario contra todo lo que amenaza su existencia, su espíritu puede servir de ejemplo para cómo mostrar fortaleza frente a las dificultades, y hacerlo con orgullo.

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónBlogsBlogs- PolíticaOriente MedioPalestinaRegión

Estudiante en la Universidad SOAS de Londres, Stead se centra en la historia, la cultura y la política de Israel-Palestina como especialidad y en el oriente en sentido más amplio. Ha viajado por la región y estudiado árabe en Jerusalén y Ammán, además trabaja en forma independiente para una serie de revistas y de blogs.