Espanol / English

Oriente Medio cerca de usted

Canadá muestra su preocupación ante la deportación masiva de africanos por parte de Israel

Pie de foto: Israel ha deportado a unos 20,000 migrantes africanos y solicitantes de asilo desde 2012

Canadá ha expresado su preocupación por las expulsiones masivas de migrantes africanos de Israel. Miles de africanos, principalmente sudaneses y eritreos, que viven en Israel corren peligro de ser expulsados o encarcelados durante el próximo mes, ya que el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, trata de abordar la crisis migratoria que se ha convertido en un asunto conflictivo en el país.

Se ha dicho que a miles de migrantes se les entregó un aviso con una dura elección: dejar Israel con el dinero recibido hacia un país no revelado de África o ser encerrados. Hasta 37,000 personas podrían enfrentarse a esta sombría posibilidad el próximo mes.

La ola de inmigrantes eritreos y sudaneses comenzó en 2006, la mayoría de las cuales huyen de la persecución y la violencia dada en sus países cruzando la frontera ilegalmente desde el desierto del Sinaí hacia Israel.

Israel construyó en 2014 una valla electrocutada de 242 kilómetros a lo largo de la frontera para evitar lo que Netanyahu ha descrito como “infiltrados ilegales”.

Durante años, Netanyahu ha discutido abiertamente sus intenciones de expulsar a los inmigrantes. En agosto pasado se comprometió a deportarlos, una promesa que fue vista como un guiño a sus partidarios de extrema derecha antes de las elecciones de 2019.

Los inmigrantes han acusado al gobierno israelí de racismo. Cientos se pintaron de blanco durante las protestas en Tel Aviv con la pancarta “ahora soy blanco, ¿todavía me deportarás a Ruanda?”.

Canadá, que recibe el mayor número de solicitudes de asilo de migrantes africanos de Israel, se opone a las deportaciones masivas y ha registrado oficialmente sus preocupaciones.

“Canadá no apoya las políticas de deportaciones masivas de solicitantes de asilo. Los derechos de los solicitantes de asilo y los refugiados están establecidos en la Convención de Ginebra sobre el Estatuto de los Refugiados, de la que Israel es signatario “, dijo Adam Austen, portavoz de la ministra de Asuntos Exteriores, Chrystia Freeland.

“Como país que recibe el mayor número de solicitudes de asilo de africanos en Israel, estamos en contacto directo con el Gobierno de Israel para transmitir las preocupaciones de Canadá sobre la situación”, dijo Austen según la agencia canadiense CBC News.

Un informe de derechos humanos de la ONU revisó el mes pasado las preocupaciones de Canadá sobre la protección de los derechos humanos de los migrantes en Israel. Los funcionarios dijeron que el respeto a los derechos humanos en Israel varían según los grupos étnicos o religiosos.

Entre las recomendaciones de Canadá para mejorar los derechos humanos en el país estaba “tomar medidas para garantizar un enfoque institucional igualitario y no discriminatorio hacia todas las comunidades en Israel, particularmente hacia los árabo-israelíes y los solicitantes de asilo africanos”.

Otras recomendaciones incluyen reducir las restricciones a la libertad de movimiento para permitir un mejor acceso a los servicios de salud para los palestinos y proteger la capacidad de los grupos de la sociedad civil para operar libremente en el país.

Leer: Los inmigrantes africanos en Israel protestan por la deportación forzosa

Categorías
ÁfricaAsia y AméricaCanadáIsraelNoticiasOriente MedioRegión