Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Marruecos: Protestas contra el cierre de las minas de Jerada

Manifestantes se reúnen para protestar por mejores condiciones de trabajo en la mina de carbón de Jerada, 5 de enero de 2018 [Jalal Morchidi / Agencia Anadolu]

Marroquíes continúan sus protestas contra el cierre de las principales minas en la ciudad de Jerada.

Muchos están pidiendo que el Rey Mohammed VI intervenga personalmente en su caso. "Cuando cerraron las minas nos ofrecieron nuevos empleos y compensaciones, pero no ha pasado nada de eso", declaró un ex minero a Reuters. "Seguiremos protestando hasta que nuestras vidas mejoren".

Los mineros declaran que han sido abandonados por la liberalización económica que ganó aplausos del Fondo Monetario Internacional en una conferencia regional celebrada en Marrakech esta semana.

Hablando en la conferencia, el primer ministro Saadeddine Othmani declaró que el gobierno estaba implementando programas para eliminar las desigualdades en la región. "El gobierno hizo las mismas promesas que hicieron al cerrar las minas", según Abdelghani Ajjani, de una comisión de Jerada que está negociando con las autoridades. "Hay personas aquí que piensan que el Rey debería visitar Jerada".

El Rey de Marruecos ha intentado mejorar los niveles de vida en las zonas urbanas y costeras, así como la imagen del país en el exterior mediante el aumento de las inversiones en Costa de Marfil y otros países subsaharianos.

Leer: Multitudinarias protestas en Marruecos por la "libertad de prensa" y los juicios a periodistas

Sin embargo, la insatisfacción en las áreas más pobres del país está creciendo tras una serie de reformas monetarias y recortes de subsidios.

Conocidas como las "protestas del pan negro", la gente ha encontrado un terreno común con los manifestantes en la turbulenta región del Rif desde 2016, estimulada por la muerte de sus parientes a manos de las autoridades locales.

Las protestas en Jerada, que han estado en curso durante algún tiempo, han ido en aumento tras la muerte de dos hermanos el año pasado que se ahogaron mientras buscaban carbón después de que, erróneamente, rompieran un pozo de agua.

Otro minero murió recientemente cuando se derrumbó un eje según el Ministerio del Interior. Los activistas pidieron a los residentes de Jerada que salieran a la calle.

Los residentes creen que su ciudad ha sido abandonada desde que las minas se cerraron hace unos 20 años, en medio de la tensión con la vecina Argelia, lo que obligó al cierre de la frontera cercana. Según los mineros, a menudo son explotados: pueden vender bolsas de carbón por alrededor de 6,5 a 8,7 dólares a los comerciantes que luego las venden por cantidades mucho más altas a restaurantes y hoteles.

Leer: Marruecos/España: Dos mujeres mueren durante una estampida en la frontera con Ceuta

"Las personas influyentes explotan a los mineros, que no tienen otros trabajos, y las autoridades lo saben", explicó el activista local, Abdelwahab Hoummani. "Exigimos empleos, desarrollo y el enjuiciamiento de personas corruptas".

Según el ministro de Minería, Aziz Rabbah, el mes pasado, el estado había "reaccionado positivamente" a las demandas del pueblo y se había establecido una comisión para pagar una indemnización a los afectados por las minas cerradas.

Según los informes, la policía ha establecido puestos de control para monitorear los movimientos de las personas hacia y desde Jerada, donde los residentes se reúnen todas las semanas en la plaza principal para exigir ayuda a los beneficios estatales y trabajos alternativos.

 

 

Categorías
ÁfricaMarruecosNoticias

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines