Espanol / English

Oriente Medio cerca de usted

Yemen podría enfrentar una hambruna en 2018

Ayuda médica y alimentaria de Naciones Unidas en Taiz, Yemen, 4 de marzo de 2017 [Abdulnasser Alseddik / Agencia Anadolu]

Después de tres años de cruenta guerra, Yemen podría pasar por una hambruna en 2018 si los combates siguen interrumpiendo la entrada de la ayuda alimentaria, han advertido las agencias de ayuda.

En el peor de los casos, el país devastado por la guerra “podría enfrentarse a una hambruna” si se producen interrupciones prolongadas y significativas en las importaciones a través de sus dos puertos en el Mar Rojo, declaró una agencia especializada con sede en Estados Unidos.

Se ha predecido que más personas pasarán hambre en julio de 2018 que en el mismo mes del año pasado, agregó la Red de sistemas de alerta temprana de hambre en su último análisis, que se centra en las necesidades de alimentos proyectadas para julio.

Una coalición militar liderada por Arabia Saudí que luchaba contra el movimiento hutí apoyado por Irán había cerrado los puertos clave, Al-Hudaydah, que es el principal punto de entrada del país para el suministro de alimentos y ayuda humanitaria, y Saleef, a principios de noviembre.

Leer: Yemen se desangra

La coalición apoyada por Estados Unidos acusa a Irán de enviar armas a sus aliados hutíes a través de l-Hudaydah. Más de 10.000 personas han muerto en el conflicto.

Yemen, una nación de 28 millones de personas, importa más del 85% de sus alimentos y medicinas.

Los puertos han reabierto temporalmente durante 30 días, y las grúas llegaron el lunes para ayudar con el flujo de provisiones, pero no está claro si permanecerán abiertos, declaró Stephen Anderson, director de Yemen para el Programa Mundial de Alimentos (PMA).

“Si los puertos se cierran de nuevo podríamos enfrentarnos a la muerte de muchas personas”, declaró a Reuters desde Al-Hudaydah el lunes.

Los yemeníes se enfrentan a “una situación extremadamente sombría”, con conflictos continuos, altos precios de los combustibles y los alimentos, y problemas de enfermedades como el brote de cólera y la propagación de la difteria, añadió Anderson.

Leer: Arabia Saudí presiona a Canadá por sus llamamientos para poner fin a la guerra de Yemen

La interrupción del acceso humanitario profundizaría lo que las Naciones Unidas ya llaman la peor crisis humanitaria del mundo, ha declarado Rosanne Marchesich, líder del equipo de respuesta a emergencias con sede en Roma de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

En 2017, 17 millones de yemeníes, o aproximadamente dos tercios de la población, fueron considerados hambrientos, mientras que 6.8 millones necesitaron asistencia alimentaria inmediata, adecuada y sostenida, declaró el PMA.

Las cifras han aumentado, ahora 8.4 millones de personas están al borde de la hambruna, agregó.

Dado que el 70% de la población rural depende de la agricultura para obtener alimentos e ingresos, sostener la producción es crucial, declaró a Reuters  Marchesich de FAO.

Sin embargo, la poca lluvia, los enfrentamientos y los suministros limitados y caros, como los fertilizantes, han reducido el rendimiento, agregó.

Los yemeníes han agotado las estrategias para hacer frente a la crisis y algunos están vendiendo sus bienes para sobrevivir a corto plazo.

Categorías
Asia y AméricaNoticiasOrganizaciones InternacionalesOriente MedioUSYemen