Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Nuevas manifestaciones en Irán

Protestas en Teherán, Irán, 30 de diciembre de 2017 [Stringer / Anadolu Agency]

Iraníes se manifestaron el domingo contra el gobierno de Irán, desafiando la advertencia de las autoridades. Las protestas del domingo se suceden por cuarto día consecutivo en uno de los desafíos más audaces para liderazgo clerical desde los disturbios pro-reforma en 2009.

Al dar su primera reacción pública a las protestas, el presidente Hassan Rouhani hizo un llamamiento a la calma y declaró que los iraníes tenían derecho a protestar y criticar a las autoridades.

Pero advirtió, según los medios oficiales: "El gobierno no mostrará tolerancia hacia quienes dañen las propiedades públicas, violen el orden público y creen inquietud en la sociedad".

Decenas de miles de personas han protestado en todo el país desde el jueves contra el gobierno de la República Islámica y la élite clerical.

La policía en el centro de Teherán disparó cañones de agua para tratar de dispersar a los manifestantes, según las imágenes colgadas en las redes sociales.

Leer: ¿Cuál es el siguiente paso para la Autoridad Palestina?

Las manifestaciones se volvieron violentas en Shahin Shahr, en el centro de Irán. Los videos mostraban a los manifestantes atacando a la policía, volcando un coche y prendiéndole fuego. Reuters no pudo verificar de inmediato la autenticidad del video.

También hubo informes de manifestaciones en las ciudades occidentales de Sanandaj y Kermanshah, así como Chabahar en el sureste e Ilam e Izeh en el suroeste.

Las fuerzas de seguridad iraníes parecen haber mostrado moderación para evitar un aumento de las manifestaciones. Dos personas han sido asesinadas y cientos arrestados.

Las protestas fueron las más grandes desde los disturbios de 2009 que se sucedieron por la disputada reelección del entonces presidente Mahmoud Ahmadinejad.

Los videos mostraban a personas en el centro de Teherán cantando: "¡Abajo el dictador!" refiriéndose aparentemente a Jamenei.

Los manifestantes en Khorramabad en el oeste de Irán gritaron: "¡Jamenei, lástima de ti, deja el país en paz!".

Leer: Irán acoge conversaciones sobre Siria adelantándose a las de Astana

El gobierno ha declarado que restringiría temporalmente el acceso a la aplicación de mensajería de Telegram e Instagram, propiedad de Facebook Inc., declaró la televisión estatal. También hubo informes de que el acceso móvil a internet estaba bloqueado en algunas áreas.

"Irán, el estado terrorista número por sus numerosas violaciones de los derechos humanos ocurridas cada hora, ha cancelado el acceso a internet para que los manifestantes pacíficos no se puedan comunicar. ¡No es bueno! ", tuiteó Donald Trump el domingo.

La Casa Blanca declaró más tarde el domingo que las "voces del pueblo iraní merecen ser escuchadas".

"Alentamos a todas las partes a proteger este derecho fundamental a la expresión pacífica y evitar cualquier acción que contribuya a la censura", afirmaba la declaración.

Un iraní con el que se estableció comunicación telefónica, pidió no ser identificado, declaró que había una gran presencia policial y fuerzas de seguridad en el corazón de la capital.

"Vi a la policía arrestar a unos jóvenes a los que metieron en una furgoneta. No permiten que nadie se reúna ", declaró.

Un video mostraba a un manifestante siendo arrestado por la policía mientras una multitud gritaba: "¡Policía, vaya y arreste a los ladrones!", en la ciudad de Khoy, al noroeste del país.

En la ciudad occidental de Takestan, los manifestantes incendiaron un seminario musulmán chií y las oficinas del líder local de oraciones del viernes, declaraba en su página web la emisora estatal IRIB. La policía dispersó a los manifestantes, arrestando a algunos, declaró la agencia de noticias ILNA.

Los manifestantes también gritaron: "Reza Shah, bendice tu alma. "Tales llamadas son evidencia de un profundo nivel de ira y rompen un tabú. El rey gobernó Irán desde 1925 hasta 1941 y su dinastía Pahlavi fue derrocada en la revolución de 1979 por el ayatolá Ruhollah Jomeini, el primer líder de la República Islámica.

Los altos precios, la supuesta corrupción y la mala administración están alimentando la ira. El desempleo juvenil alcanzó el 28.8% este año.

Los índices económicos han mejorado bajo el gobierno de Rouhani y la economía ya no se encuentra en una situación desesperada. Pero el crecimiento ha sido demasiado lento para una población abrumadoramente joven, mucho más interesada en el trabajo y el cambio que en el idealismo islamista y el republicanismo anti-Shah de la revolución de 1979.

Las manifestaciones son particularmente problemáticas para el gobierno de Rouhani porque fue elegido con la promesa de garantizar los derechos a la libertad de expresión y reunión.

Su logro principal es un acuerdo en 2015 con las potencias mundiales que frenaron el programa nuclear de Irán a cambio de levantar la mayoría de las sanciones internacionales. Pero todavía tiene que traer los beneficios económicos que el gobierno prometió.

Ali Asghar Naserbakht, vicegobernador de la provincia de Teherán, fue citado por ILNA diciendo que 200 manifestantes habían sido arrestados el sábado.

Categorías
Asia y AméricaIránNoticiasOriente MedioUS

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines