Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

La presidencia de Trump multiplica los ataques con drones en Yemen y Somalia

El dron Predator de EEUU [foto de archivo]

Los ataques con drones estadounidenses se duplicaron en Somalia y se triplicaron en Yemen en el primer año de la presidencia de Donald Trump, según ha informado la Oficina de Periodismo de Investigación (TBIJ).

"En Somalia, el gobierno de Obama designó oficialmente al grupo Al-Shabaab como afiliado de Al-Qaeda a finales de noviembre de 2016, ampliando así qué podría ser considerado un objetivo. Pero no hubo un aumento en los ataques hasta julio de 2017, cuando se realizaron 30 de los 32 ataques llevados a cabo desde entonces ".

"En Yemen se llevaron a cabo 30 ataques después de su designación como "objetivo", casi los mismo que en todo 2016. La mayoría de los 125 ataques de 2017 afectaron al centro de Yemen, donde el Comando Central de EE. UU (Centcom) persigue vigorosamente a los combatientes de Al-Qaeda en la Península Arábiga (AQAP) ", afirmó TBIJ.

Un hombre pasa frente a un graffiti, denunciando los ataques en Yemen

Trump ha heredado la política de asesinatos selectivos con drones fuera de los campos de batalla oficiales de su predecesor, Barack Obama. Sin embargo, desde la presidencia de Trump, los ataques en Somalia se han duplicado y las de Yemen se han triplicado.

Trump otorgó en marzo a los militares de EE. UU en África (AFRICOM) una mayor autonomía en objetivos de ataque en Yemen y Somalia sin necesidad de notificarlo a la Casa Blanca después de que comenzara a considerar partes de Yemen y de Somalia como "campos de batalla temporales". Pero el repunte de los ataques se comenzó a observar desde "fines de junio".

Leer: ¿Por qué Estados Unidos sigue asesinando a civiles en Somalia con total impunidad?

Un ataque aéreo de EE.UU. mató el mes pasado a más de 100 somalíes, lo que provocó la condena de numerosos grupos de derechos humanos debido a la falta de transparencia sobre quién era realmente el objetivo de la operación.

El Comando Africano de Estados Unidos (AFRICOM) normalmente no comenta sus operaciones, pero en esta ocasión se revelaron detalles de dos de ellas. Una incluyó una muerte de un soldado de EE.UU., después de que tropas estadounidenses y somalíes sufrieran una emboscada cuando iban a atacar a su objetivo. La segunda fue el asesinato de civiles inocentes mientras corrían a esconderse detrás de plataneros en una aldea en la región de Shabelle.

Estados Unidos y Emiratos Árabes Unidos atacaron el 29 de enero de 2017 una aldea en Bayda, una provincia central de Yemen. "EE.UU. afirmó inicialmente que no murieron civiles en la incursión, pero la Oficina descubrió que habían muerto nueve niños menores de 13 años", informó TBIJ.

Una segunda incursión en mayo tuvo como blanco a Al-Qaeda en la Península Arábiga (AQAP) en la provincia de Marib. "La operación dejó siete combatientes de AQAP muertos", dijo Centcom, "pero cinco miembros de una tribu civil también fueron asesinados", según TBIJ.

Leer: Somalia: tropas estadounidenses realizan ataques aéreos contra Al-Shabaab

A pesar del repunte de los ataques, la Misión de la Unión Africana en Somalia está rescindiendo su presencia en el país. A finales de año se retirarán 1.000 soldados de Somalia. En Yemen, los ataques de EEUU han golpeado a Al-Qaeda en la Península Arábiga y han apoyado a la coalición liderada por Arabia Saudí contra el los rebeldes hutíes, respaldado a su vez por Irán, y que aún controla la capital, Sana'a.

Estados Unidos ha ejecutado 127 ataques con drones desde enero a diciembre de 2017, que según los informes han matado a 233 personas. En Somalia han realizado durante el mismo período 34 ataques con aviones no tripulados con 228 muertos.

 

 

Categorías
ÁfricaAsia y AméricaNoticiasOriente MedioRegiónSomaliaUSYemen

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines