Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Estados Unidos recorta la ayuda humanitaria a Somalia

Soldados del Ejército Nacional Somalí (SNA) entrenándose [AMISOM Public Information / Flickr]

Estados Unidos está suspendiendo la ayuda alimentaria y de combustible para la mayoría de las fuerzas armadas de Somalia alegando problemas de corrupción en la gestión de los recursos donados, un golpe para los militares mientras que las Fuerzas de Paz Aafricanas comienzan a retirarse este mes.

Las tropas de la Unión Africana (UA) aterrizaron en Mogadiscio hace una década bajo la excusa de luchar contra Al-Shabaab, grupo afiliado a Al Qaeda, y su presencia se prolongaría hasta que hubiera un gobierno estable en el país dispuesto a cumplir con las órdenes internacionales.

Pero Estados Unidos, que también financia a la fuerzas de mantenimiento de la paz (de 22.000 efectivos), se ha sentido frustrado porque los sucesivos gobiernos no han logrado construir un ejército nacional viable.

Los diplomáticos temen que, sin fuerzas somalíes fuertes, Al-Shabaab pueda revitalizarse, desestabilizar la región y ofrecer un refugio seguro a otros militantes vinculados con Al-Qaeda o combatientes de Daesh.

La suspensión de la ayuda estadounidense se produjo después de que el ejército somalí fracasase en repetidas ocasiones en hacer inventario de los alimentos y el combustible, según la correspondencia privada entre los gobiernos estadounidense y somalí consultada por Reuters.

Leer: Se crean en Somalia los primeros partidos políticos en 50 años

"Durante las discusiones recientes entre Estados Unidos y el Gobierno Federal de Somalia, ambas partes acordaron que el Ejército Nacional Somalí no cumplía con los estándares de responsabilidad de la asistencia estadounidense", según dijo la semana pasada un funcionario del Departamento de Estado a Reuters, bajo condición de anonimato.

"Estamos ajustando la asistencia de EE.UU. a las unidades SNA, con la excepción de las unidades que reciben algún tipo de tutoría, para garantizar que la asistencia de EE.UU. se utilice de manera efectiva y para los fines previstos", dijo el funcionario.

La suspensión de víveres estadounidenses llega en un momento delicado. Las fuerzas de la Unión Africana, con tropas de Burundi, Djibouti, Etiopía, Kenia y Uganda, abandonará Somalia en 2020 según está programado. Los primeros 1.000 soldados se irán a finales de 2017.

El funcionario del Departamento de Estado dijo que Washington continuará apoyando pequeñas unidades de fuerzas especiales somalíes guiadas por el personal de EE.UU. y que trabajará con el gobierno somalí para acordar criterios que podrían restaurar el apoyo a otras unidades.

"Es cierto que se han planteado algunas preocupaciones sobre cómo se utilizó y distribuyó el soporte. El gobierno federal está trabajando para resolver estos problemas", dijo a Reuters el ministro de Defensa de Somalia, Mohamed Mursal.

Estados Unidos también suspendió en junio un programa que pagaba a los soldados salarios mensuales de 100 dólares después de que el gobierno federal se negara a compartir la responsabilidad de recibir los pagos con las fuerzas regionales que luchan contra Al-Shabaab.

Washington ha gastado 66 millones de dólares en salarios en los últimos siete años, pero ha detenido el programa varias veces, preocupado porque el dinero no iba a los soldados de primera línea.

 

 

Categorías
ÁfricaAsia y AméricaNoticiasSomaliaUS

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines