Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El traslado de la embajada de Estados Unidos a Jerusalén puede tardar tres años

Activistas gritan consignas y portan pancartas durante una protesta contra el reconocimiento del presidente de Estados Unidos, Donald Trump de Jerusalén como capital de Israel, 7 de diciembre de 2017 [Agencia Mustafa Kamacı / Anadolu]

La reubicación de la embajada de Estados Unidos de Tel Aviv a Jerusalén tomará al menos tres años, según el secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson.

El controvertido anuncio de Trump la semana pasada, que rompió con el consenso internacional sobre el estado de Jerusalén, fue seguido por especulaciones sobre el momento en que la embajada de EE. UU. se mudará de su ubicación actual en Tel Aviv.

Reubicar la embajada de Estados Unidos probablemente tardará en hacerse al menos tres años, y posiblemente más tiempo, indicó ayer Tillerson. "No va a ser nada que ocurra de inmediato", declaró Tillerson en un discurso en el Departamento de Estado. "Probablemente no antes de tres años, y estamos siendo bastante ambicioso".

Los comentarios de Tillerson fueron aprovechados por los periodistas durante una conferencia de prensa en el Departamento de Estado. "No sé si algo ha cambiado durante el fin de semana para prolongar el proceso o si solo son estimaciones vagas", dijo un periodista a Heather Nauert, portavoz del Departamento de Estado de los Estados Unidos. "¿Tiene la Secretaría intención de que el movimiento físico de la embajada se lleve a cabo durante el primer mandato del presidente Trump?"

Heather Nauert no se ha comprometido a dar una fecha exacta del traslado "mira, creo que la mudanza - el traslado de la embajada- se hará cuando esté listo". Ella agregó: "Tenemos que echar un vistazo a todas las cosas de seguridad que deben tenerse en cuenta en ese sitio. ¿Es este el espacio adecuado para ello? Así que muchas de esas cosas simplemente, francamente, van a tomar tiempo, y es por eso que el secretario ha declarado que podría llevar varios años".

Leer: Reacciones a la decisión de EE. UU. de reconocer a Jerusalén como capital de Israel

Cuando se le preguntó por qué la Casa Blanca no ha tomado en cuenta estos temas antes de hacer el anuncio, Nauert declaró: "Bueno, mira, supongo que sí". Pero aquí es donde estamos ahora, el presidente tomó su decisión, y ahora estamos asumiendo la siguiente posición, cuáles son los próximos pasos ".

Los periodistas también preguntaron si existen desafíos políticos para mover la embajada y si tendría una consecuencia política de que Estados Unidos no pueda mediar en un proceso de paz.

Nauert explicó que el proceso de paz no había logrado hacer cambios en la situación, lo que promovió a Trump a "ver esto como una nueva forma de poder mover la pelota, avanzar para tratar de hacer que los palestinos y los israelíes se reúnan".

Categorías
Asia y AméricaIsraelNoticiasOriente MedioPalestinaUS

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines