Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Al Farhan: la decisión de trasladar la embajada de EE. UU. de Tel Aviv a Jerusalén "supone reeditar las cruzadas"

El político jordano Ishaq AL Farhan

El ex ministro jordano, pensador y dirigente islámico Ishaq Al Farhan ha llamado a "los pueblos árabes e islámicos a  jugar su papel en la defensa de Jerusalén frente a la maquinaria de conversión que utiliza la ocupación israelí con el apoyo de Estados Unidos y de Occidente."

Así, Al Farhan afirmó en una entrevista con Quds Press que "ya no es suficiente, en cuanto que árabe o islámico, que aquellos que apoyan a Palestina corten las relaciones con la ocupación sionista. Sino que es imprescindible dar pasos más audaces y cortar las relaciones con Estados Unidos, cuyo presidente ha anunciado su intención de transferir la embajada de su país a Jerusalén y reconocer esta ciudad como la capital del estado ocupante".

Leer: Trump reconoce a Jerusalén como capital de Israel

Al Farhan señaló también que la posición del presidente de Estados Unidos de transferir la embajada de su país a Jerusalén, "se produce después de que en una reunión histórica los países árabes lo recibieran en la capital saudí y decidieran cubrirle de dinero, dinero capaz de construir países enteros."
El pensador islámico consideró también que la decisión de transferir la Embajada de los EE. UU. de Tel Aviv a Jerusalén supone "una reedición deliberada de las Cruzadas".

Al Farhan aseguró también que "la decisión estadounidense de trasladar la embajada a Jerusalén se produce cuando los árabes están preocupados por sus guerras internas", y añadió: "Por eso, la responsabilidad recae sobre los pueblos, y después sobre las organizaciones islámicas e instituciones religiosas encargadas de seguir la situación de Jerusalén y la mezquita de Al-Aqsa. Debemos sensibilizar a la nación árabe de los peligros que amenazan la santidad del islam en Palestina como resultado de esta decisión y de las políticas de transformaciópn forzosa de la región".

También expresó su pesar porque "Estados Unidos y Occidente se hayan asociado con la ocupación israelí en la violación de los derechos del pueblo palestino y árabe y de la población musulmana de Jerusalén", de acuerdo a sus palabras.

Leer: El Consejo de la Organización de Cooperación Islámica llevará a cabo una reunión de emergencia para discutir la situación de Jerusalén

Cabe mencionar que la presidencia del patronato que vela por el status de Jerusalén recae en el Ministerio del Awqaaf, los Lugares Sagrados y los Asuntos Islámicos de Jordania: esta es la autoridad oficial de máximo rango sobre la mezquita de Al Aqsa y demás lugares sagrados de Jerusalén Este de acuerdo al derecho internacional. Esta prerrogativa tiene su origen en la condición de Jordania como última autoridad sobre estos lugares antes de su ocupación por parte de Israel en 1967.

Jordania también conserva su derecho a supervisar los asuntos religiosos que se produzcan en Jerusalén en virtud del Acuerdo de Wadi Araba, acuerdo de paz jordano-israelí firmado por ambas partes en 1994.
Además, en marzo de 2013, el monarca jordano, el rey Hussain, y el presidente palestino, Mahmoud Abbas, firmaron un acuerdo que otorgaba a Jordania el derecho a "la tutela y defensa de Jerusalén y los lugares santos" de Palestina.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha dicho por teléfono el martes al presidente palestino Mahmoud Abbas que tiene la intención de trasladar la embajada de Estados Unidos desde Tel Aviv a la Jerusalén ocupada.

La transferencia de esta embajada supondría un reconocimiento estadounidense de la legitimidad de la ocupación de Jerusalén.
El Congreso de Estados Unidos ya aprobó en 1995 una ley urgiendo al presidente a transferir su embajada de Tel Aviv, donde tienen sus legaciones diplomáticas todos los países del mundo en cumplimiento de un mandato de la ONU, a Jerusalén; y el reconocimiento de la ciudad como la capital unificada de la ocupación israelí. Pero esta ley fue postergada una y otra vez, cada seis meses, por los sucesivos presidentes de Estados Unidos, republicanos y demócratas, bajo los argumentos de que la política exterior debiera recaer sobre la autoridad ejecutiva, y de la seguridad nacional, en tanto que la aplicación de dicha ley podría dañar los intereses de Estados Unidos por lo sensible de todo lo relacionado con Jerusalén para los árabes y musulmanes en todo el mundo.

Los repetidos ataques israelíes contra los derechos del pueblo palestino, que afectan a los lugares sagrados palestinos en general y a la población y el patrimonio palestino de Jerusalén en particular, han provocado diversos estallidos de revueltas y algaradas populares. Entre ellas se debe citar la “Intifada de Al-Aqsa” en 2000, y el “Motín de la Puerta de Al Asbaat” en 2017.

Categorías
IsraelNoticiasOriente MedioPalestinaRegión

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines