Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Abbas rechaza responder a una llamada del yerno de Trump

Jared Kushner, asesor del presidente estadounidense, Donald Trump, durante una reunión en Erbil, Irak el 4 de Abril de 2017. (Yunus Keleş - Anadolu Agency)

En un momento en que las relaciones palestino-estadounidenses experimentan una significativa tensión, el periódico israelí Haaretz explicó el jueves pasado que el presidente palestino Mahmoud Abbas rechazó el miércoles una llamada telefónica de Jared Kushner, asesor y yerno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Kushner es el responsable designado por Trump para mediar entre Israel y Palestina.

En vez de aceptar la llamada de Kushner, Abbas la redirigió al representante de la Autoridad Palestina en Washington, de acuerdo a informaciones de una televisión libanesa.

Esta situación se produce tras la tensión surgida por la decisión de Washington de no renovar la licencia de la Oficina de la OLP en la capital de Estados Unidos, lo que ha llevado al presidente Abbas a declarar un bloqueo de los contactos entre Palestina y Estados Unidos.

La Casa Blanca exige que los palestinos retiren la demanda presentada ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya para que se investiguen los crímenes de Israel, y a no resistirse a adoptar la iniciativa de paz estadounidense, como condiciones previas para que la oficina de la Organización para la Liberación de Palestina prosiga con su actividad en Estados Unidos sin alteraciones.

Etapa crítica

Nabil Abu Rudeina, portavoz de Mahmud Abbas, presidente de la Autoridad Nacional Palestina, actualmente de visita oficial en Madrid, ha explicado el martes que “el próximo periodo será decisivo en cuanto a la definición de las relaciones palestino-estadounidenses”.

En referencia a las nuevas demandas de la administración estadounidense, Abu Rudeina afirmó que “las instrucciones de Abbas surgen de la creencia en la vía que Palestina está utilizando para la paz”.

Un alto funcionario del gobierno palestino familiarizado con estas cuestiones diplomáticas, afirmó por su parte a Haaretz que las instrucciones de Abbas para cortar las relaciones fueron llevadas a cabo por los funcionarios de alto nivel, pero sin cortar la comunicación con los funcionarios de Estados Unidos en el nivel inferior, para cumplir los trámites administrativos mínimos.

La fuente explicó también que los funcionarios palestinos estarían de acuerdo en mantener conversaciones con los altos funcionarios de la administración Trump si Washington aceptara comenzar ese diálogo.

Y añadió que “lo importante para los palestinos es trasladar un mensaje y una posición claros al gobierno de Estados Unidos, y no cortar los lazos por meramente hacerlo.” Para agregar: “No hay que olvidar en este caso el juego de poderes entre las partes, sobre todo cuando se trata de un poder mundial como el de Estados Unidos.”

Por otro lado, un alto funcionario de la Autoridad Palestina dijo que la amenaza de Estados Unidos de cerrar la sede de la OLP en Washington no tenía precedentes. Esta misma fuente añadió que la amenaza había creado la mayor brecha entre la Autoridad Palestina y la Casa Blanca en los últimos años.

“Por un lado, en las reuniones con el presidente Trump, Abbas recibió unos mensajes muy tranquilizadores, y por otro lado, nos vemos frente a esta situación creada por el gobierno de Estados Unidos. Por lo que se plantean dudas acerca de esta relación, y la pregunta que surge es: ¿cómo explica la Casa Blanca esta disparidad?”, explicaba el funcionario estadounidense. 

Leer: Abbas declara que la paz está “más cerca” con Trump

Un responsable del gobierno palestino explicó también que en la noche del miércoles la Casa Blanca trató de ponerse en contacto con la Autoridad Palestina e invitó a Abbas a una reunión en Washington en las próximas semanas, si bien elpresidente de la Autoridad Palestina no ha respondido a la invitación.

El funcionario dijo que Ramallah preferiría una reunión entre asesores estadounidenses de alto nivel y representantes del Departamento de Estado de Estados Unidos por un lado, y el jefe del equipo negociador palestino, Saeb Erekat, quien se encuentra en Washington y es el que se ocupa del proceso, o con el jefe de la inteligencia palestina, -que se considera un enviado personal de Abbas para comunicarse con los EE.UU., las Naciones Unidas y muchos líderes mundiales-, por el otro.

El funcionario añadió que no hay ninguna otra información sobre los temas que Kushner pueda querer discutir con Abbas, pero que éste mantiene su firme resolución de cortar las relaciones con Washington, hasta que se resuelva el conflicto en torno a la oficina de la Organización para la Liberación de Palestina.

Leer: Abbas considera la opción de disolver la AP y ceder el poder a la OLP

Categorías
Asia y AméricaNoticiasOriente MedioPalestinaRegiónUS
Recordando La Masacre De Rabaa

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines