Espanol / English

Oriente Medio cerca de usted

Bannon: Las promesas de Trump a Israel aseguraron su victoria electoral 

 El ex estratega de la Casa Blanca Steve Bannon [Foto de archivo]

Según el antiguo estratega de la Casa Blanca, Steve Bannon, el compromiso del presidente Donald Trump de apoyar al Estado de Israel impulsó su victoria electoral.

Hablando en la gala anual de la Organización Sionista de América en Nueva York, Bannon dijo ayer que Trump es el más firme defensor de Israel desde el presidente Ronald Regan. Bannon mencionó el impulso que Trump había obtenido prometiéndole lealtad a Israel a través de su promesa de trasladar la embajada de Estados Unidos a Jerusalén.

Según Bannon, la campaña de Trump había refinado un mensaje claro: “Destruir el califato físico de ISIS [Daesh], designar a los Hermanos Musulmanes como una organización terrorista, no certificar el acuerdo con Irán y trasladar la embajada a Jerusalén”.

Ese mensaje, dijo Bannon, le permitió a Trump recuperarse de un déficit de 16 puntos y ganar un significativo terreno sobre Hillary Clinton. A su vez informó a los más de 1.000 espectadores que él y su equipo habían obtenido un “100% de certidumbre metafísica” de que Trump, con su asertivo mensaje pro-israelí, iba a ganar.

Leer: Según Netanyahu, la presión estadounidense respecto a los asentamientos es ‘temporal’

Bannon mencionó también que Trump no habría tenido éxito en su elección sin el apoyo del multimillonario judío estadounidense y donante republicano, Sheldon Adelson.

“Esa victoria no habría llegado sin otra persona además de Donald Trump: Sheldon Adelson. No se trata de recursos. Se trata de consejo, orientación y sabiduría. Debéis recordar, amigos, que íbamos la mayor parte del tiempo casi dos dígitos por debajo”.

Además de ser el dueño de un periódico israelí, se cree que Adelson es el donante que hay detrás de una red de entidades de EE.UU., exentas de impuestos, que financian actividades en Cisjordania que violan las leyes internacionales. El magnate fue blanco de una demanda por parte de ciudadanos palestinos por apoyar crímenes de guerra.

Graffitis pintados en el muro de segregación israelí en la ciudad de Belén, Cisjordania, 1 de noviembre de 2017 [Agencia Issam Rimawi / Anadolu]

Categorías
Asia y AméricaIsraelNoticiasOriente MedioPalestinaRegiónUS