Espanol / English

Oriente Medio cerca de usted

Los haredim contra el reclutamiento israelí

Haredim, judíos ultraortodoxos, en las calles de Jerusalén ( elpais.es)

El colectivo haredim renovó el jueves las manifestaciones y la presión contra su reclutamiento en el ejército israelí y para protestar por las detenciones sufridas en las filas de los jóvenes ultra-ortodoxos que se niegan a cumplir con las órdenes de reclutamiento.

Decenas de “haredim” de la “corriente de Jerusalén” cerraron el jueves por la mañana la calle 446 y bloquearon la carretera entre el cruce de Shilaat y la intersección de Kfar Ruth, en protesta por la detención de un joven que se negó a comparecer en el centro de reclutamiento. Mientras, la policía informaba de que estas vías estaban cerradas debido a la congestión de tráfico.

La Comisión “Salvar el mundo de la Torá” anunció el jueves la celebración de un “día de furia”, que incluirá manifestaciones que tendrán lugar en todo el país. Uno de los rabinos afirmó: “Están dispuestos a morir para evitar el reclutamiento”. Han sido detenidos nueve manifestantes en Jerusalén y en el asentamiento ilegal de Ma’ale Adumim durante los enfrentamientos que se produjeron con la policía.

Según la Comisión, las protestas tienen lugar “debido a la continua detención de “prisioneros del mundo de la Torá”, al acoso por parte de la policía israelí, y a la transferencia de fugitivos del reclutamiento a la policía militar.”

“Las masas de Israel no se calmarán, no, no y no, hasta que se elimine la plaga que es el proyecto de reclutamiento que se cierne sobre las cabezas de los estudiantes de las escuelas religiosas”, dijo.

Mientras, los manifestantes decían: “todos somos soldados del Jefe del Estado Mayor, el Rabino Auerbach, y estamos dispuestos a morir para no ser reclutados”.

“Esta es una decisión irresponsable y tendrá consecuencias. Hoy protestamos contra la ofensa de que las autoridades pretendan usar jóvenes libres que no han hecho otra cosa que aprender la Torá, así como seguiremos firmes frente a los intentos de las autoridades de agotar nuestras fuerzas o de tratar de utilizarlas”.

Entre los manifestaciones de los Haredim contra la detención de los que se han negado a participar en el servicio militar, fueron detenidos a nueve manifestantes, seis de ellos fuera de la Corte de Magistrados de Jerusalén y otros tres en una manifestación en el asentamiento ilegal de Ma’ale Adumim.

Todos fueron transferidos posteriormente a la policía militar después de que se constatara que eran fugitivos del ejército. A ellos se suman otros dos jóvenes que fueron condenados a 20 días a principios de la semana.

Desde principios de febrero pasado, muchas ciudades del país están siendo testigo de manifestaciones de los haredim contra el servicio militar obligatorio. Algunas manifestaciones registraron enfrentamientos con las fuerzas policiales, que detuvieron a decenas de personas para investigarlas y liberaron después.

Los judíos ultraortodoxos, que suponen alrededor del 10%  de la población de Israel, llevan manifestándose desde hace meses con marchas por las calles que en varias ciudades han acabado en choques con la policía.

Las manifestaciones comenzaron para protestar por el arresto de un joven judío religioso que rehusó acudir al centro de reclutamiento del ejército para inscribirse en el servicio militar.

Estas manifestaciones se repiten desde la modificación de la ley de reclutamiento, durante el mandato del anterior gobierno, y a iniciativa del partido Yesh Attid, presidido por Yair Lapid, quien desempeñaba entonces el cargo de ministro de Finanzas.

Yesh Attid exigió una reforma de la ley para que los ‘Haredim’ participaran en ‘soportar la carga’ del servicio militar, obligatorio en Israel, al igual que los judíos seculares y los religiosos no-Haredim.

Pero el movimiento Haredim se opone al reclutamiento de jóvenes Haredim para el ejército israelí. Los miembros de esta corriente ultraortodoxa habían estado exentos de realizar el servicio militar desde el establecimiento de Israel, bajo entendimientos conocidos como “el staaticu” o el statu quo.

En lugar de realizar el servicio militar, los jóvenes haredim estudian en los institutos religiosos judíos para enseñar posteriormente la Torá. Así, se especializan en esto dentro de un sistema conocido como ‘La Torá es su nave’, es decir, que su trabajo es el estudio de la Torá y de las enseñanzas religiosas judías.

Leer: Crisis entre Israel y grupos judíos estadounidenses: Netanyahu no se reunirá con sus líderes

Categorías
IsraelNoticiasOriente MedioRegión