Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Los militantes de Daesh se rinden y abandonan Raqqa, capital de su califato

El humo asciende en Raqqa tras un bombardeo de EE.UU. (FOTO DE ARCHIVO)

Los combatientes sirios de Daesh están dispuestos a abandonar Raqqa en una retirada acordada con las milicias sirias respaldadas por Estados Unidos que los mantienen rodeados, según dijo el sábado un portavoz de la milicia, mientras la derrota de los milicianos en su antigua capital siria se acerca a su punto culminante.

Los funcionarios dieron explicaciones contradictorias sobre si los combatientes extranjeros también estarían abandonando la ciudad, donde las Fuerzas Democráticas Sirias apoyadas por Estados Unidos (SDF, por sus siglas en inglés) luchan para derrotar a Daesh desde junio.

El portavoz de las SDF, Talal Silo, dijo que los combatientes extranjeros se quedarían “para rendirse o morir”, sin decir cuándo ocurrirá la evacuación de los combatientes sirios.

Pero Omar Alloush, miembro del Consejo Civil de Raqqa, dijo que la evacuación incluiría combatientes extranjeros. Dijo que tendría lugar de la noche a la mañana. Los militantes tomarían unos 400 civiles con ellos como escudos humanos.

La derrota final de Daesh en Raqqa supondría un hito en los esfuerzos por acabar con el “califato” teocrático que el grupo declaró en 2014 en Siria e Irak, donde a principios de este año fue expulsado de la ciudad de Mosul.

Daesh ha usado Raqqa como base para planear ataques contra Occidente.

Leer: Quién gana y quién pierde en la reconstrucción de Siria

La milicia kurda del YPG, que domina el SDF, dijo el sábado a Reuters que Daesh estaba a punto de ser derrotado en Raqqa, y que la ciudad podría finalmente ser liberada de los militantes el sábado o el domingo.

La coalición encabezada por Estados Unidos contra Daesh dijo que un convoy debía abandonar Raqqa el sábado, en un acuerdo realizado por las partes locales. Describió el acuerdo como “una evacuación civil” y dijo que no consentiría ningún arreglo que permitiera a los “terroristas escapar de Raqqa sin enfrentarse con la justicia”.

El portavoz de la coalición, el coronel Ryan Dillon, dijo que la postura de la coalición era que los combatientes de Daesh deben rendirse incondicionalmente, pero agregó que no podía comentar quién estaría en el convoy. Dijo que se esperaba una lucha difícil en los próximos días.

La declaración oficial de la coalición dijo que el acuerdo negociado por el Consejo Civil de Raqqa y por los ancianos tribales árabes locales el 12 de octubre estaba “diseñado para minimizar las bajas civiles y supuestamente excluye a los terroristas extranjeros del Daesh”.

La coalición cree que el acuerdo “salvará vidas inocentes y permitirá que las fuerzas democráticas sirias y la coalición se centren en derrotar en Raqqa a los terroristas de Daesh con menor riesgo de víctimas civiles”, dijo.

Los líderes tribales de Raqqa dijeron que la SDF había aceptado permitir la salida segura de la ciudad para los combatientes sirios de Daesh que todavía estaban dentro, y estaban organizando un “mecanismo” para que se fueran.

Su declaración no hizo mención alguna al destino que le espera a los yihadistas extranjeros de Daesh, pero dijo que los combatientes restantes de la ciudad eran solo “un pequeño número sitiado en una o más posiciones en la ciudad, que no tienen más remedio que la rendición o la muerte”.

Alloush dijo anteriormente a Reuters que los combatientes de Daesh irían al territorio restante en poder del grupo en Siria.

“Retirada negociada”

Las retiradas negociadas de los combatientes que se enfrentan a la derrota se han convertido en una característica común de la guerra siria, que dura ya seis años.

Un grupo activista que informa sobre Raqqa, “Raqqa está siendo asesinada en silencio”, dijo en su página de Facebook que decenas de autobuses habían entrado en la ciudad de Raqqa durante la noche del viernes desde el campo hacia el norte.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, una organización británica que informa sobre la guerra, dijo que los combatientes sirios de Daesh y sus familias ya habían salido de la ciudad y que habían llegado autobuses para evacuar a los combatientes extranjeros que quedaban y sus familias.

El ejército sirio, que cuenta con el apoyo de las milicias respaldadas por Irán y la fuerza aérea rusa, declaró otra victoria significativa sobre Daesh el sábado, diciendo que había capturado la ciudad de al-Mayadin en la provincia de Deir al-Zor.

La provincia oriental es el último punto de apoyo principal de Daesh en Siria, y está siendo atacada allí por el SDF por un lado y las fuerzas del gobierno sirio apoyadas por milicias respaldadas por Irán y ataques aéreos rusos por el otro.

Los combatientes de Daesh habían acordado previamente una evacuación el pasado mes de agosto, desde un área en la frontera sirio-libanesa.

Pero a medida que su convoy avanzaba hacia el territorio controlado por Daesh en el este de Siria, los aviones de la coalición bloquearon su ruta al cribar caminos, destruir puentes y atacar vehículos del grupo terrorista.

Leer: Rivalidad entre Estados Unidos y Rusia en el este de Siria

 

 

Categorías
NoticiasOriente MedioRegiónSiria
Recordando La Masacre De Rabaa

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines