Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Marruecos amplía la política africana e inaugura una Escuela de Negocios ESSEC

Escuela de Comercio ESSEC [Hassina Mechaï]

Marruecos ha estado construyendo una ambiciosa política africana y está en proceso de convertirse en una nación clave en las asociaciones económicas con los países subsaharianos. Marruecos se ha convertido en el principal inversor de muchas regiones africanas.

Leer: Marruecos advierte de que podría cortar los lazos comerciales con la UE

Es también un referente diplomático; hace poco, el rey Mohamed VI decidió volver a unirse a la Unión Africana. En 2016, Marruecos creó el Consejo Superior de Ulemas Africanas en Fez, cuya misión es coordinar a 120 teólogos o eruditos religiosos de 31 países africanos.

Simultáneamente, se ha inaugurado un instituto de formación para imanes africanos en el país. Por último, pero no menos importante, Marruecos también se ha convertido en un referente académico, ya que muchos estudiantes africanos estudian allí.

Es en este contexto en el que se ha abierto el campus África-Atlantis de la Escuela de Negocios ESSEC, donde comenzarán a impartirse clases de gestión y emprendimiento este otoño.

El complejo se encuentra en Sidi Bouknadel, a unos 30 minutos de Rabat. Está inmaculado, nuevo, con vistas al mar. Es un campus al estilo americano, con auditorios, clases y residencias de estudiantes en el corazón de la zona urbana de Rabat-Sale-Kénitra.

Vincenzo Vinzi, presidente del grupo ESSEC, declaró a MEMO: “ESSEC es una escuela internacional con raíces francesas. El criterio de selección de nuestros alumnos será el mismo en todos los campus”.

La respetada escuela, fundada hace 110 años, cuenta con más de 5.000 estudiantes y con una red de más de 45.000 antiguos alumnos.

Para Thierry Sibieude, director general de ESSEC África-Atlantis, escoger ESSEC en Marruecos es escoger “nuevos desafíos que no podrán encontrar en otros campus de ESSEC”.  

El campus marroquí aún es uno de los más pequeños, con sólo 480 estudiantes, y está muy orientado al emprendimiento, a diferencia de la rama de Singapur, que está más centrada en la consultoría.

“En Rabat, lanzamos un programa BBA, ya que se necesitan gerentes locales con habilidades operacionales”, explica Vinzi. “Algunos másteres especializados se adaptarán a las necesidades locales. Existe una necesidad significativa de infraestructura, logística, innovación y emprendimiento. Esto es lo que desarrollaremos en África.”

Leer: Los países del Magreb debaten la creación de un mercado común de la electricidad

Mehdi, periodista marroquí, señala que este campus es “una buena noticia. Las familias marroquíes envían a sus hijos a estudiar fuera, y esto le cuesta mucho dinero a la economía del país. Es mejor que se queden a estudiar aquí”.

ESSEC África-Atlantis tiene una ambición clara: ser “la escuela de negocios referente en África.”

Se han organizado intercambios escolares con otras Grandes Écoles africanas, en particular con la Escuela de Ingeniería 21E de Burkina Faso, en Uagadugú. Han contactado también con otras escuelas locales de Togo, Costa de Marfil, Senegal y Benín, según cuenta Sibieude.

Se han organizado cursos sobre el árabe y el Islam para los estudiantes de la ESSEC de Rabat, y es obligatorio aprender árabe, como es obligatorio el chino en Singapur.

El objetivo es formar a futuros gerentes y supervisores que gestionen a los jóvenes marroquíes y africanos. Es una cuestión de crear un desarrollo real para el país y el continente.

Si Marruecos es la puerta de entrada al África francófona, ¿no teme ESSEC dar la espalda a países africanos de habla inglesa y otros países del Magreb?

“Nuestro principal objetivo era la África francófona. Somos conscientes de las complejas relaciones entre los países hermanos del norte de África. Queremos superar estas divisiones. También tenemos la legitimidad como para ir al África de habla inglesa”, explica Sibieude.

El campus de África-Atlantis está totalmente en línea con la estrategia de desarrollo económico del gobierno marroquí para el eje Casablanca-Rabat-Kenitra, que se convertirá en el pulmón económico del país en los próximos 10 años.

El establecimiento de un campus de la ESSEC en Marruecos también ilustra un fenómeno más amplio que hace a Marruecos parte de una estrategia para convertirse en el centro neurálgico de África. Desde un punto de vista económico, grandes empresas ya han expandido sus negocios allí, como Peugeot, Renault o L’Oréal; son compañías que buscan gerentes y ejecutivos locales.

Leer: Se pierden millones cuando una quinta parte de marroquíes licenciados abandona el país

Categorías
ÁfricaArtículosMarruecosRegión

Hassina Mechai es una periodista franco-argelina, especializada en relaciones internacionales y concretamente en Oriente Medio y Norte de África.

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba