Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Oficina de Estadística de Israel: El número de árabes musulmanes en el país asciende a  1.214.000

La Oficina Central de Estadística de Israel ha publicado diversas estadísticas que muestran que el número de musulmanes en Israel, incluida Jerusalén ocupada, alcanzó 1.534.000 personas en 2016. 320.000 de los mismos son jerosolimitanos, lo que representa el 17,7% de esta población.
Edificio de la Oficina de Estadística de Israel ( wikipedia)

Los datos, que han sido publicados con motivo del Eid al-Adha, muestran también que el número de musulmanes ha aumentado durante el 2016 en 36.000 personas, lo que indica que la tasa de incremento de este sector de la población se ha mantenido constante durante los últimos tres años siendo del 2,4% anual, lo que representa el porcentaje más alto del país.

Según los datos de la Oficina Central de Estadística, Jerusalén es la ciudad con mayor número de población musulmana, llegando su número a 320.000 personas. Esto representa el 36,2% de la población de la ciudad y el 21% de la población total musulmana del país. A continuación se sitúa la ciudad de Rahat, en el Negev, con una población de 64.300 musulmanes.

Los datos muestran que la tasa de fecundidad (número promedio de partos por mujer) ha disminuido en la comunidad musulmana de 4,7 nacimientos por mujer en 2000 a 3,29 nacimientos por mujer en la actualidad. Esta cifra sigue siendo la más alta del país, por encima de las de las comunidades judía, árabe cristiana y árabe drusa.

Como resultado de ésto la edad media de la comunidad musulmana es relativamente menor en términos generacionales, es decir, la proporción de niños es alta y la proporción de los ancianos es baja.

Por ejemplo, la proporción de niños menores de 14 años es del 35% (534.300 personas), y la de mayores de 65 años es del 3.9%  (59.800 personas).

Los datos muestran que el porcentaje de musulmanes desempleados es del 6,7%, mucho más alto que entre los judíos y los árabes cristianos (4,5%), y ligeramente superior al de los árabes drusos (6,2%).

En el campo de la educación superior se constata un aumento en el número de miembros de la comunidad musulmana que poseen un título académico, pasando del 7,3% en 2015 al 7,7% en 2016. La proporción de titulados universitarios sigue siendo significativamente inferior a la de académicos, que alcanza el 18,8%.

Leer: La educación, un derecho que se les niega a los niños palestinos por culpa de Israel

Las estadísticas también desgranan los datos relacionados con la distribución de los gastos en el hogar en el año 2015. Por ejemplo, la media de gastos mensuales en el seno de las familias árabo-musulmanas fue de 13.202 shekels israelíes, frente a los 15.930 shekels de una familia judía, cuando el número medio de miembros de una familia musulmana es de 4,7 personas, frente a 3.1 personas en una familia judía.

De acuerdo a la distribución de los gastos, el informe muestra que el 23% de los gastos de las familias musulmanas se gastaron en alimentos, en comparación con el 15,5% entre las familias judías.

Mientras, el porcentaje de gasto en vivienda es del 19,7% del gasto total en las familias musulmanas, frente al 25,5% en las familias judías.

En lo referido al mantenimiento de los hogares y otros gastos mensuales del mismo, el gasto medio de una familia musulmana es de 1.223 shekels, en comparación con 1.521 shekels de la familia judía.

La familia musulmana gasta 640 shekels al mes en muebles y artículos para el hogar, en comparación con 557 shekels de la familia judía.

Respecto a ropa y calzado, la familia musulmana gastó 668 shekels al mes y la familia judía 463 shekels mensuales.

Los gastos en salud para la familia musulmana son de 566 shekels al mes, en comparación con 935 shekels de la familia judía.

En cuanto a la educación, la cultura y el ocio, la familia musulmana gastó 1.110 shekels al mes, en comparación con 1958 shekels de la familia judía.

En el ámbito dell transporte y la comunicación, la familia musulmana gastó 2.453 shekels al mes, en comparación con 3.194 shekels de la familia judía.

En otros productos y servicios, la familia musulmana gastó 899 shekels al mes, en comparación con 769 shekels de la familia judía.

Los datos muestran también que en ese mismo año la tasa de uso del microondas fue del 67,5% en las familias musulmanas, en comparación con el 88,3% en las familias judías.

Mientras, la proporción de congeladores (no refrigeradores) en las familias musulmanas dobla a la de las familias judías, siendo del 41,8% frente al 20,2%.

La proporción de lavaplatos no supera el 18,2% en las familias musulmanas, en comparación con el 43,1% en las familias judías.

En el 64,7% de los hogares musulmanes hay computadoras, en comparación con el 82,4% entre las familias judías.

El acceso a Internet los datos muestran que el 37,8% de los musulmanes están conectados a Internet en comparación con el 78,8% de los judíos.

Los datos muestran también que la población musulmana ve la televisión a través de la antena parabólica, con un 89,5% del total, mientras que los abonados por cable sólo llegan al 4,6%. En la población judía la situación es la contraria, siendo del  67,9% el porcentaje de los abonados a televisión por cable mientras la proporción de usuarios de antenas parabólicas es del 4,8%.

Leer: La llamada del cielo: Superando los límites de la ocupación

Categorías
IsraelNoticiasOriente MedioPalestinaRegión

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba