Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El encuentro entre los herederos fue el “punto de inflexión” en las relaciones Arabia Saudí-Qatar

El ministro de Defensa y príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohammed Bin Salmán [Jim Mattis/Flickr]

El bloqueo sobre Qatar liderado por Arabia Saudí pilló a mucha gente por sorpresa, pero según un informe publicado por el Wall Street Journal, la creciente amistad entre el príncipe heredero de Abu Dhabi, Mohamed Bin Zayed y el príncipe heredero saudí, Mohammed Bin Salman, marcó un “punto de inflexión” en las relaciones de Riad con su vecino más pequeño. Los dos desarrollaron hace año y medio una fuerte conexión durante su viaje de acampada a través del desierto de Arabia Saudí.

Citando a funcionarios de ambos países, el reportaje describió la reunión entre los dos herederos al trono como el “momento crucial” en el cambio hacia una política más dura contra la oposición en la región. Se dice que los dos hombres apenas se conocían hasta que disfrutaron juntos del “amado pasatiempo del Golfo”.

Varios funcionarios bien informados citados por el Wall Street Journal creen que las políticas agresivas de Bin Salman no eran inevitables. Aunque el liderazgo saudí estaba dividido por su relación con Qatar, se creía que el propio Bin Salman tenía buenas relaciones con la familia gobernante de la capital, Doha. Sin embargo, debido a las diferencias entre Emiratos Árabes Unidos y Qatar, Bin Salman se vio obligado a elegir entre Abu Dhabi y Doha, dice Andreas Craig, ex asesor del gobierno de Qatar y experto en el Golfo en el King’s College de Londres.

El Rey Salman bin Abdulaziz Al Saud recibe al Príncipe Heredero de Abu Dhabi el Jeque Mohammed Bin Zayed Al Nahyan en Jedda, Arabia Saudí, el 2 de junio de 2017. (Bandar Algaloud / Consejo Real Saudita / Agencia Anadolu)

El WSJ dijo que Arabia Saudí comenzó a adoptar una posición mucho más dura en su política exterior, en particular con su apoyo de los esfuerzos de Emiratos Árabes Unidos para imponer un bloqueo contra Qatar, después de estrechar posturas en la acampada. El acercamiento de Arabia Saudí a la línea de los EAU se cree que ha sido un objetivo clave de Bin Zayed. Emiratos Árabes Unidos considera que la presencia de un gobernante saudí moderado es una prioridad de seguridad nacional debido al estatus religioso de Arabia Saudí en el mundo. El liderazgo de  Emiratos Árabes Unidos, acusado de desviar 3 mil millones de dólares a ell fracasado golpe de Estado en Turquía para derrocar al gobierno democráticamente elegido de Recep Tayyip Erdogan, vio a Bin Salman como la mejor opción para evitar disturbios en Arabia Saudí.

Se afirma que la visita que realizó en mayo el presidente Donald Trump a Riad, pocos días antes de que cuatro países-Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Egipto y Bahréin- impusieran un bloqueo sobre Qatar, fue organizada por Bin Zayed. También se dice que ha desempeñado un papel clave en alinear a la nueva administración de EE.UU. en favor de Bin Salman para sustituir a un pariente más viejo como príncipe heredero del Reino.

El periódico advirtió que la creciente alianza entre Riad y Abu Dhabi tendrá implicaciones de largo alcance para la región y para Estados Unidos. Su política de línea dura, dijo el WSJ, planteará desafíos para Washington.

La administración Trump ha tratado de resolver la crisis entre Qatar y los países del bloqueo, sobre todo porque Qatar alberga la mayor base militar estadounidense en todo Oriente Medio. El secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, ha elogiado la lucha de Qatar contra el terrorismo y ha pedido que se levante el bloqueo. Además, funcionarios de inteligencia estadounidenses han acusado a Emiratos Árabes Unidos de hackear los medios de comunicación estatales de Qatar y de plantar la falsa noticia que provocó, en primera instancia, la crisis diplomática.

Categorías
Arabia SauditaNoticiasOriente Medio

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba