Espanol / English

Oriente Medio cerca de usted

Marruecos: Muere un manifestante rifeño

El joven que entró en coma el pasado mes de julio ha muerto a causa de las lesiones provocadas durante la manifestación

 

Un manifestante que entró en estado coma después de haber sido herido durante las protestas que han sacudido el norte de Marruecos ha muerto en el hospital, afirmaron un abogado y un funcionario judicial.

Imad El Attabi, de 22 años, natural de la ciudad septentrional de Alhucemas, es el primer manifestante que ha fallecido desde que la gente salió a las calles en octubre en la región del Rif manifestándose en contra de la corrupción, la injusticia y el subdesarrollo.

Es probable que su muerte exacerbe el ánimo las protestas que ya se han extendido a otras partes del país y que son las más grandes que han sacudido Marruecos desde la primavera árabe de 2011.

El Attabi sufrió severas lesiones en la cabeza durante las protestas del 20 de julio, cuando se produjeron enfrentamientos después de que la policía disparara bombas de gas lacrimógeno para dispersar a las masas.

Las circunstancias de su lesión no están claras. Las autoridades dijeron que El Attabi fue golpeado en la cabeza por rocas lanzadas por los manifestantes. Más tarde dijeron que investigarían a fondo.

Abdessadak Elbouchattaoui, un abogado que trabajó estrechamente con la familia de El Attabi y que confirmó su muerte, dijo que probablemente fuese herido por un bote de gas lacrimógeno.

“A su familia no se le ha permitido consultar los partes médicos que detallaron la causa de su lesión y su estado”, dijo Elbouchattaoui a Reuters.

El fiscal general de Alhucemas también confirmó la muerte de El Attabi en un hospital militar de la capital, Rabat, según un comunicado de la agencia de noticias estatal MAP.

“Consideramos al Estado directamente responsable de su muerte y exigimos una verdadera y creíble investigación de las circunstancias de su muerte y así como pedimos que se haga justicia”  

Dijo Youssef Al-Raissouni, miembro de la Asociación Marroquí de Derechos Humanos.

El movimiento de protesta, llamado Hirak Al Chaabi en árabe, comenzó después de que el pescadero Mouhcine Fikri fuera aplastado hasta la muerte en Alhucemas cuando trataba de recuperar de un camión de basura  el pescado que le habían confiscado la policía local.

La muerte de Fikri se ha convertido en un símbolo de “hogra” – un término coloquial para la privación de dignidad debido al abuso de poder e injusticia.

Leer: Marruecos suspende el juicio del activista Zefzafi

Las protestas también se han visto alimentadas por la frustración a causa de la falta de desarrollo y de los problemas económicos en el Rif.

Los manifestantes han dirigido su rabia principalmente contra el gobierno, aunque los activistas también le han pedido al monarca, que ostenta el poder máximo en Marruecos, que intervenga.

El 30 de julio, el Rey Mohammed VI pronunció su primer discurso público desde el comienzo de las protestas, perdonando a casi 60 miembros de Hirak y culpando a los funcionarios locales de alimentar la ira pública al no implementar rápidamente los proyectos de desarrollo.

El martes Ilyas El-Omari, jefe del Partido pro-palacio de Autenticidad y Modernidad (PAM) y presidente de la región norte de Tánger-Tetuán-Alhucemas, anunció que renunciaría a su cargo dentro del partido, movimiento vinculado por los medios de comunicación marroquíes a su fracaso para resolver el conflicto.

“Reconozco que estaba implícitamente mentado en el discurso del rey”, dijo Omari a periodistas. “Soy una persona, cometo errores y tengo que corregirlos”.

Leer: Marruecos: La democratización es la vía para frenar las movilizaciones del Rif

Categorías
ÁfricaMarruecosNoticiasRegiónVideos y Fotos Historias