Espanol / English

Oriente Medio cerca de usted

Diversas voces dentro del Likud exigen a Netanyahu que dimita

Foto de archivo del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.

Diversos reportajes periodísticos indican que impera un clima de ebullición en las filas del partido Likud, el partido del gobierno en Israel, debido a la investigación criminal en curso por sospechas de corrupción contra el líder de este partido y primer ministro, Benjamin Netanyahu. Mientras que algunos dirigentes del Likud, entre ellos los ministros, se prestan a defender o apoyar a Netanyahu, otros dirigentes relevantes dicen que estas investigaciones no afectarán y estigmatizarán sólo a Netanyahu en el caso de que siga adelante una acusación contra él sino que afectarán a todo el partido. Por ello se empiezan a alzar voces dentro del Likud exigiendo a Netanyahu que renuncie tan pronto como se formule una acusación contra él.

Mientras diversas investigaciones indican que muchos de los ministros del Likud que expresaron su apoyo a Netanyahu en los últimos días lo hicieron obligados, el diario Maariv  dijo el pasado martes de que un miembro del Comité Central del Likud y presidente del grupo englobado en el partido “Leales al movimiento de Herut”, Gil Shmueli , dice que Netanyahu debería renunciar tan pronto como una acusación sea presentada contra él y que esta posición es apoyada por la mayoría de los miembros del partido, que suponen una verdadera “mayoría silenciosa.”

Shmueli afirma que “en el Likud existe un principio de obediencia (al partido). No se suele alzar la voz ante los dirigentes, pero la sensación es que en estos días hemos llegado al límite moral y que si existen dirigentes ligados a defectos morales graves, no podemos seguir así en adelante… Quien parezca que tolera la corrupción en lugar de eliminarla, quien parezca que defiende la corrupción, su lugar no está en el Likud”.

Shmueli añadió que algunos de los partidarios de Netanyahu tratan de decir que “Bibi (Netanyahu) es todo”, pero el Likud no es solamente Bibi, y subrayó que  “está claro que tan pronto se presenten los cargos de la acusación contra Netanyahu se verá obligado a renunciar de inmediato… Él mismo exigió la renuncia a Ehud Olmert hace un año por una acusación contra él, aunque luego se descubriera que tenía un defecto de forma. Esto fue en 2008, pero es una muestra más de que debe hacer lo que pide a otros que hagan”.

Shmueli dijo “mi sensación es que los ministros esperan con ansia al día que dimita Netanyahu para emprender una renovación del partido. Hablo partiendo de mi comprensión de la situación. Los ministros están preocupados por lo que está sucediendo y están a la espera de que la institución judicial decida sobre el caso. Si el Fiscal General decidiera que Netanyahu expele un aliento fétido y que tiene argumentos para establecer una acusación, estoy seguro de que le invitarán a renunciar para probar su inocencia. Espero que Netanyahu salga de este proceso considerado inocente, impoluto como la nieve. Pero también le invito a que deje de arrastrarnos a nosotros y al partido a una investigación sin fin. Afecta, y mucho, al Likud, que cada día que pasa pierde asientos en la Knesset”.

Eli Cornfield, también miembro del Comité Central del Likud, afirmó por su parte: “nos encontramos hoy en uno de los períodos más oscuros de la historia del Likud, si no el que más. Si Bibi demostrara su inocencia, nos reuniríamos todos junto a él. Esta es nuestra percepción en el Likud, no la mía personal. La mayoría del Likud siente que Bibi debe demostrar su inocencia y que incluso aunque pareciera ser un santo sin mancha, él tiene que probarla para poder afirmar en cualquier situación: soy inocente, y no limitarse a decir ‘no hay nada porque no había nada´. Esto no tiene sentido porque las acusaciones contra él son muy graves”.

Cornfield añadió también que el ex líder del Likud y ex primer ministro, Menachem Begin tiene que estar revolviéndose en su tumba. Lo que está ocurriendo no me gusta. Este no es el Likud que yo conocía.” E incidió en que “el partido no es Netanyahu”.

Categorías
IsraelNoticiasOriente MedioPalestina