Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Netanyahu acusa a la izquierda israelí y a los medios de comunicación de intentar expulsarlo

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, asume la presidencia de la reunión semanal del gabinete, en su oficina de Jerusalén, el 11 de septiembre de 2016 [REUTERS / Gali Tibbon / Pool]

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, acusó hoy a sus opositores izquierdistas y a los medios de comunicación del país de intentar derrocar su gobierno presionando a los investigadores para que lo acusen “a toda costa”.

Netanyahu, de 67 años, ha sido interrogado por la policía en dos casos. “Caso 1000”, se refiere a los regalos que hombres de negocios le dieron a él y a su familia, mientras que un segundo, “Caso 2000”, está relacionado con las conversaciones que mantuvo con un editor israelí.

La policía también ha interrogado a su esposa, Sara, sobre el supuesto uso indebido de fondos oficiales. Medios de comunicación israelíes declararon esta semana que el fiscal general estaba a punto de emitir una acusación contra él.

“Los medios de comunicación y la izquierda, que lo sirven … inventan interminables escándalos, interminables informes y titulares sin fin para que tal vez, tal vez algo finalmente pase”, declaró en un mitin de su partido, Likud, en un discurso transmitido en vivo en los tres principales canales de televisión israelíes.

“Ellos exigen de las autoridades policiales: ‘darnos algo, sin importar el qué'”, declaró Netanyahu a sus partidarios, quienes agitaron banderas israelíes y corearon su apodo: “Bibi, Bibi”.

Leer: Los miembros del partido de Netanyahu piden su dimisión

“El objetivo de la izquierda y de los medios de comunicación es presionar, lo que es incorrecto, a las autoridades policiales para que se ponga en marcha la acusación contra Netanyahu, sin que haya ni un ápice de verdad, ningún tipo de justicia”.

Netanyahu, que ganó por última vez una elección en 2015, ha enfrentado varios escándalos e investigaciones policiales durante sus 11 años en el cargo. Tiene una aprobación general, que lo sitúan delante de sus principales contrincantes.

El líder israelí ha descrito la repercusión de las investigaciones criminales en torno a él como “ruido de fondo” y ha desestimado la posibilidad de su futura dimisión escribiendo en Facebook esta semana: “No va a pasar”.

Leer: Netanyahu es sospechoso en casos de soborno y fraude

Bromeó en un discurso acerca de que había rumores sobre que incluso su perro, Kaia, sería llamado para el interrogatorio.

El caso 1.000 implica a Netanyahu y miembros de su familia recibiendo regalos de forma regular de dos hombres de negocios. Los medios de comunicación israelíes han informado de que los regalos incluían puros y champán.

El caso 2,000 involucra un acuerdo que Netanyahu discutió con el propietario de uno de los periódicos más grandes de Israel, Yedioth Ahronoth, para una mejor cobertura, a cambio de restricciones a la competencia.

Netanyahu ha negado cualquier acto ilícito.

En su discurso del miércoles Netanyahu también acusó a los funcionarios palestinos de buscar su fallecimiento, pero declaró que no cedería a sus demandas de concesiones israelíes en las conversaciones de paz, congeladas desde 2014.

“Mis amigos, ellos también estarán decepcionados, porque no va a pasar”, declaró.

Categorías
Asia y AméricaIsraelNoticiasOriente MedioPalestinaUS

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba