Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

¿Debería Oriente Medio prohibir los portátiles en los vuelos provenientes de Reino Unido y Estados Unidos?

Imagen de un aeropuerto en Londres, Reino Unido [Adrian Pingstone / Wikipedia]

Estados Unidos y Reino Unido han prohibido el transporte de equipos electrónicos más grandes que un teléfono móvil en las cabinas de las compañías aéreas de varios países de mayoría musulmana. Esta medida incluye portátiles, iPads y otros dispositivos a bordo de vuelos con destino a alguno de los dos aliados occidentales.

La medida estadounidense cubre 10 aeropuertos de ocho países; la británica seis: Turquía, Jordania, Líbano, Túnez, Egipto y Arabia Saudí. Según oficiales estadounidenses, las autoridades de EEUU estaban preocupadas de que “el presunto fabricante de bombas Ibrahim Hassan Al-Asiri, supuestamente uno de los principales ideólogos de varios bombardeos de la rama yemení de Al-Qaeda, podría estar ayudando a terroristas sirios a desarrollar nuevos dispositivos explosivos más difíciles de detectar.”

Dos tesis han dominado las redes sociales de Oriente Medio respecto a los verdaderos motivos de esta medida. La primera es que la decisión fue provocada por la necesidad de superar la competencia que suponen las aerolíneas de Oriente Medio en Estados Unidos. La segunda es que el presidente Donald Trump ha colado furtivamente su “prohibición musulmana” y restricciones de viaje por la puerta de atrás, utilizando a Reino Unido para justificar las acciones de EEUU.

La primera tesis se basa en el hecho de que el 9 de Febrero Trump se reunió en la Casa Blanca con los directivos de las principales aerolíneas estadounidenses para hablar de la competencia con las compañías de Oriente Medio. Aunque Trump “señaló que no puede ayudar a defenderse de las compañías extranjeras que están subvencionadas por sus gobiernos”, muchos creen que se hicieron concesiones en esa reunión. El comunicado de que se prohibirían los dispositivos electrónicos en ciertos aeropuertos y vuelos con destino a EEUU desde Oriente Medio es una de esas concesiones. Por lo tanto, esta prohibición es un pretexto para superar a la competencia, intentando redirigir a los pasajeros a compañías americanas.

Sin embargo, las discusiones online pasaron por alto dos factores obvios que también podrían justificar esta medida. La alta competencia de las compañías de Oriente Medio no sólo se debe a los subsidios del gobierno, sino también al servicio que ofrecen a sus pasajeros. Según una encuesta a millones de pasajeros aéreos dirigida por Skytrax, la organización internacional de calificación del transporte aéreo, Fly Emirates y Qatar Airways se clasificaron como las mejores compañías aéreas del mundo en 2016. Ettihad y Turkish Airways se posicionaron sexta y séptima, respectivamente.

Además, la oferta de empleo a personal de países en desarrollo ha animado a más pasajeros de estos países a utilizar estas compañías a las que se aplica la medida de Reino Unido y EEUU. Las compañías estadounidenses están llenas de trabajadores del hemisferio norte que a veces “sufren la carga de la socio-politización geográfica”, sobre todo respecto a su actitud frente a personas del hemisferio sur. Esto aleja a los pasajeros de las aerolíneas europeas y americanas. Además, el servicio a bordo de las compañías de Oriente Medio, que incluye almuerzos y entretenimiento, tiende a acomodarse a las diversas preferencias de sus pasajeros.

La prohibición tendrá efectos adversos en el avance tecnológico de los viajes de negocios. El acceso a internet en vuelos largos ha cambiado el negocio; ahora los pasajeros pueden trabajar, hacer videoconferencias y comunicarse vía email mientras vuelan. Los vuelos desde Estados Unidos a Oriente Medio son largos, y la mayoría de pasajeros pasan este tiempo trabajando y no viendo películas. La medida afectará negativamente a estos pasajeros.

Como conclusión, no hay mucho que los pasajeros puedan hacer para revertir la decisión de los gobiernos británico y estadounidense. Protestar contra ella dependerá en gran medida de las compañías y los países de Oriente Medio, que se ven directamente afectados. Turquía ya ha expresado su desacuerdo y está “en conversaciones” con oficiales estadounidenses respecto a este tema. El ministro de transporte, Ahmet Arslan, declaró a los periodistas que Turquía pretende revertir o disminuir los posibles daños de la medida de EEUU, pero, ¿y los demás países de la región; cómo reaccionarán? Se sugiere que un enfoque conjunto contra la medida, incluyendo acciones recíprocas, hará que sea revertida, y se sugieren tácticas como el boicot a las compañías aéreas de Estados Unidos.

Además, las aerolíneas de Oriente Medio figuran entre los principales clientes de los fabricantes de aviones estadounidenses, como Boeing, General Electric y United Technologies. También deberían preocuparse por las consecuencias de la prohibición de dispositivos electrónicos de Estados Unidos y Reino Unido. En un mercado competitivo, siempre hay otros esperando para ofrecer mejores servicios a tus clientes. El hogar del sueño americano capitalista debería entender esto mejor que la mayoría.

Categorías
ArtículosArtículos de OpiniónAsia y AméricaEmiratos Árabes UnidosEuropa y RusiaOriente MedioQatarRegiónReino UnidoReportajes y AnálisisTurquíaUS

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba