Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El ejército israelí ordenó la evacuación del puesto fronterizo ilegal de Amona en un plazo de 48 horas

Soldados israelíes vigilan durante la demolición de una casa palestina [Wisam Hashlamoun / Apaimages]

 

El ejército israelí ordenó la evacuación de los colonos desde el puesto ilegal de Amona en el distrito central ocupado de Cisjordania en Ramala en un plazo de 48 horas, declaró un portavoz del ejército.

El periódico israelí Haaretz informó hoy de que el ejército había entregado una notificación al puesto de avanzada, diciendo que el ejército prohibiría la entrada a Amona y que no permitiría que nadie se quedara en las instalaciones 48 horas después de la medianoche del lunes, aunque los colonos alegaron que sólo recibieron la orden el martes por la mañana.

La orden exigía que los colonos retiraran sus propiedades del puesto ilegal hasta la medianoche del miércoles, y les dio la oportunidad de presentar una petición al ejército en 48 horas.

Un portavoz israelí dijo a Ma'an que "de acuerdo con las directrices del gobierno, las FDI se están preparando para la evacuación de la comunidad de Amona. Como parte de la preparación, se ha emitido un aviso de desalojo. La notificación tiene por objeto permitir la evacuación de la infraestructura y otros componentes materiales de la comunidad de Amona que no estaban previamente incluidos en las órdenes de desalojo originales".

El Tribunal Supremo israelí había dictaminado en diciembre que Amona sería evacuada el 8 de febrero por estar construida en tierras privadas palestinas. Sin embargo, los planes de las autoridades israelíes para la reubicación de los colonos de Amona han sido impugnados, ya que las nuevas viviendas de asentamiento previstas estarían ubicadas en la propiedad privada de varios propietarios palestinos en pueblos cercanos.

La objeción, presentada por el grupo de derechos humanos Yesh Din, afirma que las autoridades israelíes deliberadamente no dieron tiempo suficiente a los residentes de Silwad para pasar por el plan israelí para escapar de la responsabilidad legal, agregando que la reubicación de los colonos dañaría a los propietarios de Silwad y equivaldría a la sumisión política israelí a los colonos de Amona.

Yesh Din había declarado anteriormente que el gobierno israelí "no ocultaba el hecho de que actualmente no hay un plan para transferir a los colonos de Amona y por lo tanto el único objetivo de un retraso es tratar de encontrar cómo la ley puede ser eludida".

La orden de evacuación se produce cuando el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha estado presionando para que se apruebe rápidamente el controvertido "proyecto de legalización", que vería 16 de los puestos ilegales israelíes en la Cisjordania ocupada -excluyendo Amona- reconocidos por el gobierno israelí.

El proyecto de ley estipula que cualquier asentamiento construido en la ribera occidental "de buena fe" -sin conocimiento de que la tierra en la que fue construido era propiedad privada de palestinos- podría ser oficialmente reconocido por Israel a la espera de una "mínima" prueba de apoyo gubernamental en su establecimiento.

Sin embargo, los colonos de Amona amenazaron la semana pasada con la vuelta a su lucha contra la evacuación inminente si el proyecto de ley no legaliza todos los asentamientos en la ribera occidental.

Los grupos de derechos humanos han destacado que, aunque las colonias construidas en territorio palestino son consideradas ilegales por el gobierno israelí, todos y cada uno de los 196 asentamientos aprobados por el gobierno israelí a través de la Cisjordania ocupada, incluida Jerusalén Oriental, también se construyeron en violación directa del derecho internacional.

Categorías
IsraelNoticiasOrganizaciones InternacionalesOriente MedioPalestinaRegión

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines