Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

El asesinato del ingeniero Mohammad Al-Zuwari

La gente se reúne para ofrecer sus condolencias a la familia, frente a la casa de Mohamed Al-Zawari, ingeniero tunecino de 49 años asesinado por el Mossad, en Sfax, Túnez el 18 de diciembre de 2016 [Houssem Zawari / Agencia Anadolu]

El mártir,  Mohammad Al-Zawari fue uno de los árabes innovadores más importantes. Decidió utilizar su habilidad para innovar en la resistencia árabe contra el sionismo. En Túnez, Zuwari enseguida destacó como un excelente estudiante. Estudió en Sfax y se movió de un país árabe a otro. Era especialmente hábil en el manejo de la electrónica. Enseñó a sus estudiantes como construir aviones auto-pilotados.

Según varios medios, Al-Zawari intentó ser piloto durante su época en la universidad. Su departamento lo cambió a operaciones terrestres como parte de la resistencia árabe en Gaza. Al-Zawari viajó por los túneles subterráneos para unirse a las filas de Hamás en Gaza. Trabajó para desarrollar sus armas y hacerlas más efectivas a la hora de luchar contra los sionistas. Gaza era el ambiente perfecto para que Zuwari desarrollara aún más sus innovaciones. Según diversos medios de comunicación, logró avances significativos en la ingeniería de los aviones modelo Ababil, utilizados por los soldados árabes para infiltrarse en el espacio aéreo de los sionistas. Al-Zawari declaró que estaba tratando de mejorar el jet para que tuviese las mismas capacidades que los de Israel. Pero los israelíes descubrieron sus planes y le asesinaron en su casa de Sfax, convirtiéndolo en un mártir.

En torno a este personaje surgen varias preguntas que hacer tanto a las autoridades de Túnez como a las de Gaza: ¿por qué Túnez no acogió a este innovador ingeniero, conocido en su campus universitario? Se podría haber creado un centro de innovación e invención para él. Allí, podría haber desarrollado los aviones, y Túnez podría habérselos vendido a varios países, como hicieron los sionistas.

Sin embargo, la diferencia entre árabes y sionistas es que los últimos siempre están buscando innovaciones, mientras que los árabes siempre asesinan, directa o indirectamente a sus innovadores. Y, después de que llegase a Gaza, ¿cómo fue compartido el nombre de Zuwari hasta el punto de ser conocido por tanta gente? Las agencias secretas de inteligencia suelen esforzarse en ocultar esta clase de nombres; aquellos de las personas que trabajan para ellas son confidenciales y nadie conoce su cara, ni graba su voz, ni reconoce sus rasgos, etc.

Aunque es cierto que Hamás está haciendo todo lo posible por aumentar los servicios seguridad, hay que tener en cuenta que es bastante precaria.

La información sobre Zuwari pudo filtrarse de muchas maneras… Una de ellas el boca a boca ; Un amigo se jacta de este miembro de la resistencia ante otro amigo, así hasta que llega a alguien que pueda transmitir fácilmente esta información a los sionistas. Pues no hay ni un solo rincón del mundo árabe donde no haya informadores y espías sionistas. Sus líderes lo niegan; sin embargo, nuestra experiencia lo confirma. También es posible, casi con certeza, que los mismos líderes árabes sean árabes de Israel o Estados Unidos.

Hay otras muchas cuestiones; ¿cómo sabía Israel que Al-Zawari se había marchado de Gaza, y cómo fue vigilado durante tanto tiempo sin que la autoridad tunecina se percatara? Si este hombre tenía tanta importancia científica, ¿por qué la policía tunecina no le asignó una escolta para mantenerle a salvo? En muchos casos, se podría decir que las entidades árabes no están interesadas en proteger a los innovadores y estudiantes árabes, porque tienen miedo de la reacción de Israel y Estados Unidos. Este temor les hace creer que es mejor dejar a estas personas en manos de Mossad.

¿Por qué temen los regímenes árabes lo que pueda pasar si protegen a estos inventores e innovadores? La respuesta es sencilla: muchos de estos regímenes dependen de la financiación de Occidente. La mitad de los países árabes ni siquiera pueden pagar un sueldo a sus ciudadanos a final de mes, y la otra mitad no aguantaría un día sin la protección de la seguridad israelí y estadounidense. Aquel que acepta ayuda del enemigo tiene que permitir que el enemigo haga lo que le parezca. Israel y EE.UU. se aprovechan de los países árabes. Aquel que abre la puerta al invasor tiene que prepararse para el horror.

Categorías
ÁfricaArtículosArtículos de OpiniónIsraelOriente MedioPalestinaRegiónTúnez

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines

Revive el Viaje de los refugiados de la Nakba