Espanol / English

Oriente Medio cerca de usted

Sheyj al-mahshi

El Sheij al-mahshi era conocido como el "plato rey", ya que prescinde completamente del arroz y en su lugar está relleno con algo mucho más lujoso, carne picada como piñones.

 

Cualquier plato que lleve yogur se convierte automáticamente en mi favorito. Es realmente sorprendente cómo el yogur se vuelve suave y aterciopelado cuando se cocina. Mis colegas del Levante árabe (Siria, Jordania, Palestina o Líbano) comparten esto, ya que de allí son originarios la mayoría de los platos con yogur que hay en todo Oriente Medio.

Mucha gente conoce la forma más habitual de este plato, el llamado mahshi kousa, o “calabacines rellenos”. Éste consiste habitualmente en una base de tomate y un relleno de arroz y carne picada. El Sheij al-mahshi era conocido como el “plato rey”, ya que prescinde completamente del arroz y en su lugar está relleno con algo mucho más lujoso, carne picada como piñones. Este relleno se introduce en un salsa de yogur a la menta y he aquí: ¡ya tenemos uno de los mejores y más valorados platos de Oriente!

Hay dos habilidades necesarias para elaborar este plato. La primera es el vaciado de los calabacines. Quizás te cueste un poco aprender a hacerlo bien, ya que es muy fácil que te equivoques y atravieses la piel de las verduras. Hay un instrumento especial para el vaciado de verduras que puedes encontrar en tiendas especializadas en Oriente Medio. Además, asegúrate de usar los calabacines pequeños y verdes que se venden en las tiendas especializadas en comida de Oriente Medio y no sus primos grandes y oscuros.

La segunda habilidad es saber cómo elaborar la salsa de yogur sin que ésta se te corte. Realmente vale la pena aprender a elaborar esta salsa si te gustan los platos con yogur, porque esta es la salsa básica para todos ellos. Para ganar algo de confianza en la elaboración de esta salsa, puedes usar lo que yo llamo  un ingrediente “de entrenamiento”, como por ejemplo, los huevos. Añadir un huevo con harina al yogur antes de comenzar a cocinarlo estabilizará la salsa y te asegurarás de que no se corte. Después, podrás prescindir del huevo una vez que hayas cogido algo de práctica. Además, no te olvides de batir continuamente, ya que no hay cosa peor que una salsa con grumos.

Si bien este plato requiere algo de práctica, en cuanto lo controles, te dará cuenta de lo fácil que es y se convertirá en algo habitual en tu mesa a la hora de cenar.

Para 4 comensales:

Ingredientes

  • 1 kg de calabacines pequeños
  • Aceite de freír

Relleno

  • 2 cucharadas de aceite oliva
  • 400g de carne picada (ternera o cordero)
  • 1 cebolla grande troceada
  • 2 cucharadas de pasta de ajo
  • 2 cucharadas de especias variadas
  • Sal
  • Pimienta
  • 1 cucharada de perejil
  • Piñones tostados

Salsa de yogur

  • 500g de yogur natural
  • 1 ½ cucharada de harina
  • ½ taza de caldo
  • Sal
  • Pimienta
  • 2 cucharadas de pasta de ajo
  • 1 cucharada de menta seca

Instrucciones

1.  Corta los extremos de los calabacines y vacíalos cuidadosamente. Ten cuidado de no atravesarlos. Lávalos y déjalos boca abajo en una fuente de cocina para que se sequen.

2.  En una sartén de freír grande, calienta aceite de oliva y dora la carne picada. Desecha el líquido sobrante y añade a la sartén la cebolla cortada y el ajo. Añade las especias, la sal y la pimienta y saltéalo todo hasta que esté hecho. Aparta la mezcla del fuego y añade el perejil y los piñones. Déjalo reposa todo hasta que se enfríe.

3.Rellena los calabacines con el relleno de carne y fríelo en aceite hasta que estén dorados.

4. Para hacer la salsa de yogur, mezcla el yogur natural frío con la harina en un bol grande. Ponlo a calentar a fuego medio hasta que empiece a burbujear y añade poco a poco el caldo, mientras lo bates todo enérgicamente. Añade el ajo, la sal, la pimienta y la menta y llévalo a ebullición. Si ves que la salsa es demasiado densa, añade más caldo y ajusta los condimentos proporcionadamente.  Baja el fuego y pon los calabacines, ya fritos y rellenos, en la salsa de yogur y deja que se cocinen durante unos 10-15 minutos.

5. Sírvelo con arroz basmati. ¡A disfrutar!

 

Categorías
Sírvase Usted MismoVideos y Fotos Historias