Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

Batata mahsheyeh

Toda cultura tiene su propia versión de carne con patatas, y ésta es la de Oriente Medio

 

Toda cultura tiene su propia versión de carne con patatas, y ésta es la de Oriente Medio. Este formato del plato es el que se suele hacer en el Levante,  mientras en otras zonas tienen su propio estilo de batata mahshiyeh, que se traduce literalmente como “patatas estofadas”.

Este plato es muy sencillo de cocinar y llevar a buen término, pero requiere arremangarse un poco los codos a la hora de hacer el vaciado de las patatas. Algunas personas intentan vaciarlas con un cuchillo, pero mejor hazte un favor a ti mismo y consigue un vaciador de verduras en tu tienda de productos de Oriente Medio más cercana. Te hará la vida más fácil y lo puedes usar para vaciar un montón de verduras diferentes, como calabacines o pequeñas berenjenas.

Aunque no es lo más tradicional, la carne picada puede ser sustituida por muchas otras cosas y puede incluso hacerse un plato vegetariano estofándolo con cuscús y otros vegetales troceados. ¡Las opciones son infinitas!

Ingredientes para 6 comensales:

 Patatas

  • 800 gramos de patatas medianas
  • Aceite para freír

Relleno

  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 250 gramos de carne picada (de cordero o ternera)
  • 1 cebolla grande troceada
  • 2 cucharadas de ajo en polvo
  • 2 cucharadas de especias mezcladas
  • Sal
  • Pimienta
  • 1 cucharada de perejil troceado
  • Piñones tostados

 

Salsa

  • 3 tomates medianos cortados en finas rodajas
  • ½ taza de passata (salsa de tomate espesa italiana)
  • 1 taza de caldo
  • 1 cucharada de especias varias
  • Sal
  • Pimienta

Instrucciones

  1. Pela y vacía las patatas, con cuidado de no atravesar sus paredes. Deja a un lado las piezas de patata obtenidas.
  2. Fríe las patatas en aceite entre 7 y 10 minutos o hasta que empiecen a ponerse doradas. Retíralas y ponlas sobre un paño de cocina que absorba el aceite sobrante.
  1. Para hacer el relleno, calienta aceite de oliva en una sartén grande y fríe la carne. Retirar el exceso de líquido resultante y añadir un chorrito de aceite de oliva, y luego echar la cebolla y el ajo. Saltear junto con las especias, la sal y la pimienta. Mezclar con los piñones y el perejil y poner el relleno a un lado. Si te sobra relleno después de rellenar las patatas, yo suelo añadirlo a unos huevos revueltos o como un complemento para el humus. Si no, ¡siempre puedes congelarlo para la próxima vez!
  1. Cubre el fondo de una bandeja de horno con los cachos de patata que extrajiste al vaciarlas, aderézalas con un poco de sal y pimienta, y añade los tomates troceados. Llena cada patata con su relleno y ponlo en la bandeja del horno. Mezcla la salsa con la passata y rocíalo por encima de las patatas, asegurándote de que queda bien repartido.
  1. Cubre el plato con un poco de papel de aluminio y hornéalo a 200 grados durante 30 minutos o hasta que las patatas estén bien cocinadas. Servir al gusto con yogurt o arroz. ¡A disfrutar!
Categorías
Sírvase Usted MismoVideos y Fotos Historias
Recordando La Masacre De Rabaa

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines