Portuguese / Spanish / English

Oriente Medio cerca de usted

La disputa entre Arabia-Irán por la politización del Hajj se intensifica

El CCG acusó a Teherán de querer “politizar” el Hajj, mientras que al mismo tiempo alabó los esfuerzos de Arabia Saudí para dar cabida a los peregrinos musulmanes.

El Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) ha denunciado hoy las acusaciones iraníes que han atacado fuertemente Arabia Saudí durante la peregrinación islámica anual, el Hajj.

En un comunicado, el secretario general del CCG, Abdullatif Al-Zayani, describe las acusaciones del líder supremo de Irán, Ali Jamenei como “nulas y vergonzosas”. Añadió que los estados del CCG consideran a las acusaciones iraníes como “incitación y un desesperado intento de politizar el mayor ritual islámico.”http://www.monitordeoriente.com/wp-admin/post-new.php

“El mundo musulmán es muy consciente de los enormes esfuerzos realizados por Arabia Saudí para organizar y facilitar la peregrinación y alojar a los peregrinos y garantizar su seguridad”, dijo Al-Zayani en elogio de las autoridades saudíes.

La disputa diplomática sobre el rito islámico comenzó el lunes pasado, cuando el príncipe heredero saudí y ministro del Interior, Nayef bin Muhammad acusó a Irán de impedir que los peregrinos iraníes realizaran la peregrinación con el fin de “politizarla”.

El líder supremo de Irán, el Ayatolá Ali Jamenei, contraatacó acusando a Riad de avivar “la sedición y las guerras” en Siria y Yemen. También denunció a la monarquía saudí como “blasfema”, atrayendo controversias ya que las acusaciones de blasfemia son comúnmente vinculadas a la apostasía.

Jamenei también acusó a las autoridades saudíes de “asesinar” a peregrinos iraníes durante la estampida Hajj del año pasado, tildando de los saudíes como “Demoniso insignificantes que temblaba de miedo … del Gran Satán [los Estados Unidos]”.

El exabrupto de Irán fue respondido en un lenguaje igualmente fuerte en una declaración explosiva emitida ayer por el Gran Mufti de Arabia Saudí Abdulaziz Al Al-Sheikh. Al-Sheikh declaró que los iraníes eran “los enemigos del Islam y el Credo [de la ortodoxia islámica]”, y que eran “descendientes de los zoroastrianos”.

En abril, Riad y Teherán no lograron acordar los términos que rigen el Hajj después de que Irán exigió que se permitiera a los peregrinos iraníes realizar ciertas prácticas consideradas inaceptables para Arabia Saudí mayoritariamente suní.

Categorías
IránNoticiasOriente MedioRegiónSiria
Recordando La Masacre De Rabaa

Mantente [email protected]

Subscríbete para recibir nuestros boletines