Espanol / English

Oriente Medio cerca de usted

Israel se exculpa a sí mismo de crímenes de guerra en la ofensiva en Gaza de 2014

El ejército recibió 500 denuncias con respecto a 360 violaciones cometidas por sus fuerzas durante la "Operación Margen Protector", con la apertura por parte de los tribunales militares israelíes de una investigación sobre 24 casos que hasta ahora han concluido con la acusación a tres soldados israelíes por delitos de "saqueo".
Imagen de archivo de un niño palestino herido durante el ataque israelí contra Gaza en Agosto de 2014

El ejército israelí ha cerrado 13 investigaciones criminales sobre casos de soldados israelíes que cometieron violaciones contra civiles palestinos durante asalto de 2014 contra la sitiada Franja de Gaza sin imponer medidas punitivas, reveló ayer una declaración del ejército hebreo.

Otros 80 atestados fueron archivados sin que se abrieran investigaciones criminales.

El ejército recibió 500 denuncias con respecto a 360 violaciones cometidas por sus fuerzas durante la “Operación Margen Protector”, con la apertura por parte de los tribunales militares israelíes de una investigación sobre 24 casos que hasta ahora han concluido con la acusación a tres soldados israelíes por delitos de “saqueo”.

Uno de los casos que fue archivado sin que se abriera una investigación criminal versaba sobre la muerte de 15 miembros de la familia Zurub en Rafah el 1 de agosto 2014 a raíz de un ataque aéreo israelí sobre su hogar. Se decidió que las fuerzas israelíes habían actuado de acuerdo con “el derecho interno israelí y requisitos de las leyes internacionales”, afirmando que el “daño colateral” fue proporcional a la “ventaja militar” de atacar el edificio, el cual se había informado que supuestamente estaba siendo utilizado como centro de mando y control de Hamás donde se decía que residía el mayor agente militar de Hamás, Nazmi Zurub.

“La decisión de atacar fue tomada por las autoridades competentes y el ataque estaba dirigido a objetivos militares – un comando y centro de control activo de la organización terrorista Hamás y los agentes militares que lo controlaban, entre ellos un agente militar de alto rango de esa organización”, dice la declaración.

El controvertido caso del bombardeo de una escuela administrada por la ONU en Rafah, que resultó en al menos 10 muertes de civiles, ya que los residentes de Gaza buscaron refugio en la escuela después de haber perdido sus hogares durante el asalto, también fue cerrado sin solicitarse una investigación, ya que la declaración dijo que el ejército israelí había observado tres presuntos agentes militares palestinos montando en una motocicleta cerca de la escuela.

Según el comunicado, el ejército israelí decidió llevar a cabo el ataque tras realizar “vigilancia aérea del itinerario de la moto”, mientras examinaban “un amplio radio de la ruta estimada de la moto, con el fin de minimizar la posibilidad de daños a los civiles en la ruta o en la proximidad de la misma “.

Categorías
IsraelNoticiasOrganizaciones InternacionalesOriente MedioPalestinaUN